El presidente de Mapfe, Antonio Huertas, con el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, / europa press

CaixaBank paga 571 millones a Mapfre por romper su acuerdo con Bankia

La aseguradora advierte de acciones legales contra Oliver Wyman ante su discrepancia con la penalización establecida

Clara Alba
CLARA ALBA

Era uno de los flecos pendientes de la mayor fusión bancaria de los últimos tiempos. Finalmente Mapfre y CaixaBank han firmado la ruptura del acuerdo de bancaseguros que la aseguradora mantenía desde hace 23 años con la antigua Bankia hasta la fusión, con una compensación de 571 millones de euros.

Sin embargo, la ruptura no ha sido del todo amistosa, con notables diferencias en torno a la estimación de la tasación. Y, de común acuerdo con CaixaBank, se someterá a arbitraje una indemnización adicional por valor de otros 52 millones de euros que elevaría la compensación final hasta los 623 millones de euros.

Al margen de este litigio, Mapfre ha dejado claro que ejercerá acciones legales para lograr una compensación más ajustada a su estimación. En concreto, y según una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía presidida por Antonio Huertas no comparte la valoración de 576 millones de euros que Oliver Wyman ha realizado sobre el cien por cien de la alianza Bankia Mapfre Vida, cifra a partir de la que se ha calculado la indemnización de 571 millones.

Mapfre explica que su valoración, refutada por otro experto independiente -en referencia a Wilis Towers Watson- sitúa la cifra en 715 millones de euros. Y eso sin contar con los beneficios futuros que se habrían generado con pólizas nuevas derivadas del acuerdo de distribución en exclusividad, un dato que sí se debería haber incluido en la valoración de la aseguradora de vida.

Es más, todas las estimaciones de los analistas habían apuntado en los últimos meses a que la indemnización por la ruptura del acuerdo con Bankia rondaría entre los 750 y los 1.000 millones de euros.

«En relación con la valoración realizada, Mapfre ha manifestado su disconformidad con el valor atribuido al negocio de Bankia Vida, dado que era una compañía que registraba beneficios y distribuía dividendos de forma estable y recurrente todos los años, y con la que se tenía un acuerdo de exclusividad a perpetuidad para la distribución de seguros de Vida a través de la antigua red de oficinas de Bankia», advierten desde la entidad. «En consecuencia, Mapfre ejercerá acciones legales en defensa de sus legítimos intereses en relación con la valoración del negocio de Vida», insisten.

Beneficio

Según los datos de la operación, la finalización de la alianza con Bankia implica para Mapfre un beneficio de 171 millones de euros que se destinará a reforzar la estrategia comercial y a un programa de bajas voluntarias a desarrollar en los próximos dos años.

Del mismo modo, la compañía se ha comprometido a avanzar en la digitalización de su negocio en Italia. «Estas decisiones de fortalecer la rentabilidad futura producirán, al menos, 161 millones de ahorro estimado en los próximos cinco años»; indican desde la aseguradora, que también ha renovado su compromiso con «un dividendo sostenible en el tiempo».