B. castillo

Las últimas mejoras introducidas que hicieron posible el acuerdo de los autónomos

Los que coticen por la base máxima podrán seguir haciéndolo los próximos tres años, según una modificación de última hora

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Cuando hace ya trece meses comenzó a fraguarse la negociación del nuevo sistema de cotización de los autónomos en función de los ingresos reales, pocos tenían fe en que finalmente este modelo que lleva años planeándose se pusiera en marcha y encima con acuerdo de sindicatos, patronal y todas las asociaciones que representan a este colectivo. Sonaba casi que a quimera. Así lo confesó este miércoles el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que ha sido el hueso más duro de roer para el ministro José Luis Escrivá y hasta la madrugada de este miércoles no dio su visto bueno al texto final.

Los «flecos» que faltaban por cerrarse y que se estuvieron negociando en plena noche sin descanso no eran menores. «Eran ocho puntos por los que peleamos y los ocho los hemos conseguido», presumió Amor, con visible satisfacción.

Así, gracias a las modificaciones de última hora todos los autónomos que antes del 1 de enero de 2023 estuvieran cotizando por la base máxima podrán seguir haciéndolo los próximos tres años sin regularizar sus excesos aunque sus rendimientos netos sean inferiores, una práctica que es habitual de cara a conseguir una mejor pensión. De esta forma, se pone fin al controvertido destope para los mayores de 47 años, edad a partir de la cual se impedía cotizar por una base superior a 2.055 euros.

Además, se ha logrado que los autónomos en pluriactividad puedan acceder a cobrar el cese de actividad e incluso lo podrán compatibilizar con el desempleo, algo que hasta ahora no podían. También podrán compatibilizarlo las viudas o personas con incapacidad permanente. Asimismo, los padres o madres con hijos menores con una enfermedad grave o cáncer tendrán una bonificación del 75% de la base reguladora de los últimos doce meses (en la anterior propuesta la reducción era sobre la base mínima).

A su vez, se ha conseguido duplicar el plazo para pagar a la Administración la infracotización y el tiempo que se da ahora a un autónomo son dos meses, mientras que se ha reducido a cuatro meses el periodo para que les devuelvan lo que han cotizado de más.