Instalaciones del gasoducto que une Argelia con Almería. / r. c.

Argelia se consolida como primer suministrador de gas de España tras el verano

Las importaciones de ese país suman dos meses en primera posición aunque Estados Unidos sigue siendo el primer suministrador en lo que va de año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Argelia ha vuelto a ser, por segundo mes consecutivo, el principal suministrador de gas natural de España después de varios meses de tensión diplomática entre varios países, aderezada con precios de esta materia prima récord y una demanda de los países europeos al límite para abastecerse de cara al invierno. En octubre, el gasoducto que une el país del Magreb con la costa de Almería ha inyectado una quinta parte del gas que ha consumido el sistema español. En concreto, esas importaciones han representado un 21,2% del total, lo que supone el segundo mes consecutivo, tras septiembre, liderando el ranking de países proveedores de gas, según los datos actualizados por Enagás.

En octubre, por detrás de Argelia se ha situado Estados Unidos, cuyas ventas de gas a España representaron un 17,2% del total. Aunque la llegada de gas natural desde el otro lado del Atlántico, vía metaneros, sigue liderando las importaciones en lo que va de 2022, con casi un 30% del total.

La distensión gasista comienza a notarse en el mercado español después de un año plagado de alteracados. El primero de ellos fue el cierre del gasoducto que unía Argelia con la costa de Cádiz vía Marruecos, por las complejas relaciones diplomáticas entre marroquíes y argelinos. A aquella clausura de la infraestructura, cerrada precisamente hace un año (el 31 de octubre de 2021) se unió la nueva posición de España con respecto al referéndum del Sáhara Occidental y su apuesta por la autonomía en Marruecos, lo que soliviantó a Argel. Aunque ese país mantuvo el gasoducto Mezgaz en vigor, siempre pendiente de los precios.

En estos estos meses, Estados Unidos ha ido ocupando el lugar del mercado gasista que Argelia ha ido dejando de lado por el cierre de su gasoducto a través de Marruecos. Tanto es así, que en algunos meses de este 2022 la llegada de metaneros desde la costa Este de EE UU ha llegado a representar un 40% de las importaciones de gas de España, muy por delante de las de Argelia y otros países.

La recomposición del mercado gasista una vez transcurrido el verano tiene mucho que ver con la moderación de los precios de esta materia prima en el mercado internacional, así como por las condiciones meteorológicas de este otoño, más benignas que en otros años. La demanda de gas en los que llevamos de año (de enero a octubre) ha crecido un 2,9%, principalmente por el aumento del crecimiento del consumo eléctrico, a pesar de que en octubre la demanda de gas es menor (-5,5%) que en el mismo mes del año pasado, influido en parte por las temperaturas más cálidas de lo habitual.