Ahorro de energía con sistemas de construcción pasivos

30/04/2019

Este tipo de edificaciones permiten optimizar desde la fase de construcción los métodos de climatización para ahorrar energía. Estas viviendas tienen un diseño bioclimático centrado en crear un entorno acogedor.

Un hogar es un lugar seguro, estable, cómodo y con una temperatura acogedora y agradable, que aporta esa sensación de familiaridad que ya no es incompatible con el ahorro energético, gracias a los sistemas de construcción pasiva.

Las viviendas pasivas siguen un control del gasto energético, a través de un diseño bioclimático desde fórmulas constructivas basadas en la eficiencia energética, el aislamiento térmico, la ausencia de puentes, la hermeticidad al paso del aire y envolvente térmica, ventanas y puertas de altas prestaciones y una carpintería eficiente, entre otras claves.

Ahorro de energía con sistemas de construcción pasivos

Los sistemas de construcción pasiva pueden lograr esa temperatura ideal en cualquier época del año minimizando el uso de la climatización. Con una buena construcción pasiva, una vivienda puede ahorrar hasta un 60% de energía, consiguiendo un acondicionamiento y un confort térmico perfecto y estable sin consumo energético externo.

Las casas pasivas se basan en el aislamiento térmico, la eliminación de puentes y la ventilación natural e inteligente.

Para conseguir esta envolvente térmica sin elementos externos se trabaja desde la construcción y planeamiento en los puntos más conflictivos de la vivienda, aquellos que están en contacto con el exterior y con las inclemencias climatológicas y donde se producen la mayoría de puentes térmicos.

Una de las claves de este sistema de construcción es la regulación de los intercambios energéticos a través de procesos naturales, aprovechando la luz solar, captándolo, almacenándolo o protegiendo las estructuras del calor exterior.

Entre los sistemas pasivos más comunes se encuentran los toldos, cortinas, protectores térmicos y persianas, además de sistemas para captar la energía solar como son el muro trombe, el muro parietodinámico y los invernaderos adosados, entre otros.

Ahorro de energía con sistemas de construcción pasivos

Estándar Passivhaus. Los sistemas pasivos de construcción están alineados con la filosofía y objetivo del estándar Passivhaus, un modelo que fue creado en Alemania centrado en la eficiencia energética desde la edificación. Las construcciones que siguen este estándar, además de contar con ventajas de eficiencia, tienen un alto nivel de confort y estabilidad térmica con un consumo de energía muy bajo.

Por lo tanto, según el estándar Passivhaus, el objetivo de la eficiencia es el eje de cada piedra colocada, desde los mismos cimientos hasta el mobiliario. Gracias a la combinación de varios factores se ha logrado conseguir el máximo nivel de envoltura térmica con el mínimo gasto energético, gracias a una fórmula de cuidado máximo en el aislamiento y la ventilación.

Además, la Passivhaus sigue aspectos bioclimáticos que influyen en el aprovechamiento de los recursos naturales, como es la ventilación, la luz y la orientación. Este último punto es clave para alcanzar esta eficiencia, ya que la orientación es determinante en el impacto de la radiación solar sobre la envolvente.

El estándar Passivhaus estudia que los rayos de sol incidan durante más tiempo en invierno e impide la entrada de calor en los meses de verano, gracias a soluciones arquitectónicas que aprovechan la luz y la sombra, las protecciones, los aleros, entre otros elementos.

Ahorro de energía con sistemas de construcción pasivos

Más que tendencia

Obligatorio. La eficiencia energética en las viviendas es algo más que una tendencia vinculada al respeto medioambiental y al ahorro económico, ya que a partir de 2020 será obligatoria su implementación en las edificaciones de nueva construcción.

Eficiencia. Aunque la directiva europea 2010/31 ya ha exigido a los estados miembros de la Unión Europea que la construcción de nuevos edificios estén sujetos al criterio de consumo energético casi nulo, será el próximo año cuando la normativa sea extensible a todas las construcciones. Gracias a este marco legal, el sector de la arquitectura y la construcción ha implementado todas las soluciones de eficiencia energética posibles.

Consumo. Deberán seguir estándares de consumo de energía, ya que el principal objetivo de estas construcciones es reducir el consumo de cerca del 17% de la factura final y el 25% de la energía eléctrica.

  • 1

    ¿Los comercios deberían adelantar a las 18.00 horas el cierre en los días 24 y 31 de diciembre?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados