Agosto será el mes más caro de la luz de toda la historia

A pesar del tope ibérico, el precio de generación superará los 300 euros/Mwh, por el alza del coste del gas en los mercados mundiales

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El verano de los récord energéticos tras el inicio de la guerra en Ucrania va a dejar la factura de la luz temblando este agosto, el que será el mes más caro de toda la historia en materia eléctrica. La combinación de factores ha querido que el precio de generación de la luz para estos últimos 30 días se sitúe en los 307 euros/Mwh. Ni si quiera en marzo, justo tras el estallido de la invasión rusa, la luz estuvo tan cara. Entonces, superó los 283 euros/Mwh de media. Y ya se consideraba un hito con un impacto económico de dimensiones generalizadas en familias y empresas.

Sin embargo, a medida que han ido transcurriendo las jornadas en agosto, los precios de la luz han sido cada vez más caros. Para este mismo miércoles, el coste en el mercado mayorista subirá un 3,69% con respecto a este martes, hasta los 476 euros/Mwh, tocando así un nuevo máximo desde que entró en vigor la excepción ibérica el pasado 15 de junio. De hecho, se trata del segundo precio diario más elevado. Solo es superado, por ahora, por el récord de casi 545 euros/Mwh del 7 de marzo, en plena crisis entre Rusia, la UE y EE UU por la invasión a Ucrania.

El precio medio de agosto viene limitado por la excepción ibérica. De hecho, sin este mecanismo, el precio de la electricidad en España sería de media unos 533 euros/Mwh, lo que supone unos 57 euros más que con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, que pagarán así un 10,7% menos de media.

Los precios del mercado eléctrico para este miércoles en el resto de países europeos también marcarán unos niveles especialmente altos. Así, en el caso de Francia se sitúa por encima de los 650 euros/Mwh, mientras que en Alemania será de más de 600 euros/Mwh. En Bélgica se superarán los 516 euros/Mwh, en Países Bajos los 534 y en Austria y Suiza se acercan a los 700 (673,28 euros/MWh y 682,47 euros/Mwh, respectivamente).

El coste en España es el resultado de sumar el promedio de la subasta en el mercado mayorista a la compensación que pagará la demanda a las centrales de ciclo combinado por la aplicación de la 'excepción ibérica' para topar el precio del gas para la generación de electricidad.

En la subasta, el precio medio de la luz en el mercado mayorista (el denominado 'pool') se situará este miércoles en 187,3 euros/Mwh. A este precio del 'pool' se suma la compensación de 289 euros/Mwh a las gasistas que tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada.

Este espiral de precios altos de la luz que se ha dado a lo largo de la última semana ha estado impulsada por el precio del gas natural, que está en niveles máximos, debido, principalmente, al anuncio de Gazprom de cortar a partir del 31 de agosto y durante tres días el bombeo de gas a Alemania. En ese contexto, la compañía francesa de suministro energético Engie ha informado de que Gazprom ha reducido desde este martes el suministro de gas, que ya había caído sustancialmente desde el inicio de la guerra en Ucrania por el desacuerdo entre las partes en la aplicación de algunos contratos.

No obstante, los contratos a futuro del gas en el mercado TTF holandés caían este martes un 4,8%, situándose por debajo de los 260 euros/MWh los contratos a septiembre.

Pero, ¿qué relación tiene el precio del gas con la luz? Cada día más en toda Europa. En el caso de España, el 42% de la producción eléctrica de este martes procede de las centrales de ciclo combinado, que usan gas para generar luz. Se trata de un porcentaje muy elevado y muy poco habitual. Se debe a la escasa producción de renovables (un XX% del total, ante la falta de viento).

La excepción ibérica fija una senda para el gas natural para generación de electricidad de un precio de 40 euros/MWh en los seis meses iniciales, y posteriormente, un incremento mensual de cinco euros/Mwh hasta la finalización de la medida.

El Gobierno estima que ese mecanismo, autorizado por Bruselas en primavera, ha supuesto un ahorro de 1.383 millones de euros para los consumidores españoles en sus dos primeros meses de vigencia. Esta cifra representa un ahorro de 22 millones de euros diarios para la sociedad española desde la entrada en vigor del mecanismo.