Un grupo de turistas con mascarillas a su llegada al aeropuerto de Gran Canaria. / Juan Carlos Alonso

Aena adjudica espacios a clínicas para que hagan pruebas en los aeropuertos

El pliego de condiciones del concurso realizado por el operador nacional exige a las empresas ganadoras que los precios de los test «no sean abusivos»

El gestor aeroportuario español Aena ha adjudicado espacios para ubicar clínicas de pruebas diagnósticas para pasajeros de salida en 15 aeropuertos de la red, entre ellos los principales del archipiélago. En concreto, se instalarán los espacios en aquellos aeropuertos con más tráfico internacional o más turísticos: Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Málaga-Costa del Sol, Alicante-Elche, Valencia, Sevilla, Bilbao, Palma de Mallorca, Ibiza, Menorca, Tenerife Sur, Gran Canaria, Fuerteventura, César Manrique-Lanzarote y La Palma.

Según informó ayer Aena, los aeropuertos se han agrupado en cuatro lotes y las empresas adjudicatarias de estos servicios han sido UTE Recoletas-Arquimea-Lagben-GTT y Eurofins Megalab, S.A.U, aglutinando esta última un total de tres lotes.

Los locales estarán ubicados en las zonas de salida y realizarán pruebas mayoritariamente a pasajeros que vayan a necesitarlas en el aeropuerto de destino, no para los que aterricen en esos aeropuertos, que tienen que traerlas desde origen para superar los controles sanitarios. En la actualidad, para acceder a un aeropuerto a realizar estos test será necesario disponer de tarjeta de embarque, puesto que el acceso está restringido a pasajeros.

El contrato es por seis meses con posibilidad de prórroga hasta el 31 de diciembre de 2021 y los adjudicatarios del servicio podrán realizar pruebas diagnósticas de infección activa (PDIA) para SARS CoV2: prueba PCR (RT-PCR de COVID 19. Exudado nasal y de faringe); test rápidos de anticuerpos, pruebas rápidas de detección de antígeno o serologías de alto rendimiento (ELISA, CLIA, ECLIA) y análisis clínicos.

Los establecimientos contarán con una zona para la realización de la prueba y zonas de espera y aislamiento, y deberán preservar la privacidad del pasajero. En caso de detectarse un resultado positivo tras la realización de una PDIA para SARS-CoV-2, se activarán los protocolos de alerta sanitaria establecidos por las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.

Aena exige que el precio de las pruebas sea competitivo y adecuado, no podrá ser abusivo y no podrá, en ningún caso, ser superior al precio de esas mismas pruebas o servicios en establecimientos de referencia. «De hecho, los adjudicatarios del servicio han sido las empresas que han hecho un mayor descuento en los precios de los test, los cuales se irán actualizando cada mes», ha explicado el gestor en un comunicado.

Las adjudicatarias cuentan con autorización administrativa de Sanidad para importar, comprar, distribuir y vender material sanitario (dispositivos de diagnóstico in vitro, materiales EPI's). Además, disponen de un laboratorio de análisis clínicos autorizado y cualificación profesional para la realización de pruebas PCR y otros tipos de análisis, así como para la elaboración de informes de resultados de cualquier tipo de prueba de laboratorio.

El anuncio de Aena de adjudicar espacios para clínicas privadas que hagan test de coronavirus se produce en un momento en que los ingresos del gestor de los aeropuertos canarios han caído por el cierre de las tiendas y cafeterías, que están negociando desde hace meses no pagar los alquileres. Además, Aena se ha negado en rotundo a ceder al Gobierno canario espacios para realizar las pruebas de la covid.