Las trabas al comercio electrónico provocan que muchas empresas decidan no enviar a Canarias. / ARCADIO SUÁREZ

CC acusa al Gobierno de «dar pasos atrás» en el 'e-commerce' y beneficiar al transportista

La ex consejera de Hacienda, Rosa Dávila, critica que se «actúe en beneficio» de las empresas de reparto en lugar de apoyar a los usuarios canarios. Advierte de que su grupo «va a dar la batalla» en el Parlamento de Canarias

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La diputada por CC en el Parlamento de Canarias y ex consejera de Hacienda, Rosa Dávila, que fue quien logró en 2017 y tras una larga negociación con el Estado que las compras por internet de hasta 150 euros quedarán exentas del pago del IGIC y del trámite del DUA, rechazó ayer de lleno el cambio que planea el actual equipo de la Consejería y que considera un «paso atrás» en el comercio electrónico de las islas.

La Agencia Tributaria Canaria, dependiente de la Consejería de Hacienda, planea un cambio en la Orden BOC 151/2016 que entrará en vigor a partir del 1 de julio y que obligará a los usuarios del comercio electrónico a elegir entre hacer el autodespacho (un trámite que se prevé simplificar) o pagar al transportista para que le haga la declaración de bajo valor. La modificación planteada pasar por levantar la obligación que tienen los transportistas en la actualidad de realizar la declaración de bajo valor (hasta 150 euros) para que puedan hacerlo los usuarios.

La hacienda canaria entiende que dando a los usuarios la opción de hacer el autodespacho se acaba con los «cobros abusivos» que realizan desde 2017 muchos transportistas y que está siendo un grave problema para el comercio electrónico, con paquetes que se devuelven y empresas que deciden no enviar a las islas.

Dávila advierte de que el cambio propuesto abre la puerta a que las empresas de transporte «cobren lo que quieran» en la entrega

Sin embargo, como entiende Dávila, el trámite del autodespacho «no es sencillo» y va a obligar a muchos usuarios a delegar en las agencias de transporte que, tras la modificación podrán cobrar «lo que quieran». «Estoy muy sorprendida con lo que se pretende. Se está dando la razón a los que vulneran la norma, esto es a los transportistas que cobran por la entrega a sabiendas de que no pueden», indica Dávila.

«Deberían seguir luchando contra los cobros abusivos y perseguirlos y fomentar la competencia entre los transportistas en lugar de castigar a los usuarios», apunta la diputada nacionalista, que lamenta una decisión que va en contra de la coyuntura actual, cuando la pandemia ha llevado a un fuerte crecimiento del comercio electrónico.

«Hay que luchar contra eso y colocar a Canarias en un mundo globalizado y mucho más ahora con la covid. Los pasos atrás de la Consejería de Hacienda no se entienden», afirma Dávila, quien advierte que el cambio normativo abre la puerta para que los transportistas puedan cobrar la cantidad que quieran al no haber regulación.

Dávila, anunció ayer que su grupo parlamentario presentará una iniciativa en la Cámara Regional para evitar que se lleve a cabo esta modificación que, según entiende, «hace un favor a los transportistas».

«Lo vamos a denunciar seguro en el Parlamento de Canarias. Con una orden están despachando años de lucha y no lo vamos a permitir», indica Dávila, que agrega: «Vamos a dar la batalla».

En este punto, la diputada nacionalistas recuerda que la norma que se va a retocar fue un «gran avance» que se consiguió después de mucho esfuerzo y trabajo. Según apunta, eximir del IGIC y del DUA a las compras online primero por valor de 22 euros y después de 150, se consiguió tras una modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias acordada con el PP gracias a que el voto nacionalista era entonces clave para los populares en el Congreso. «Ahora es la Agencia Tributaria la que da vuelta a todo esto para permitir que los transportistas puedan cobrar lo que quieran», critica Dávila.

«La propia Agencia Tributaria Canaria va a permitir que cobren por un despacho que no existe. «Están haciendo una orden a medida de la chaqueta de los que incumplen (por los transportistas), en vez de perseguirlos», insiste.

Dávila reconoce que los cobros abusivos de los transportistas fue un problema desde el primer momento en el que entró en vigor la exención del DUA y el IGIC para las compras online de bajo valor, pero apunta que la etapa de CC en el Gobierno «se persiguieron» a través de Consumo. «Promovimos que los usuarios acudieran a Consumo y pusieran sus quejas. Ahora se les está beneficiando y no entiendo con qué objetivo», manifestó.