Borrar
La imagen que resume el partido. Gol el Celta ante una UD superada. Fotos: Efe

Una UD que sonroja

Fútbol ·

Pésima actuación en Balaídos pese a que Juanma estableció un esperanzador 0-1 | Cayeron cuatro y pudieron ser ocho de no ser por Valles

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 20 de abril 2024, 14:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En un nuevo ejercicio de debilidad, demasiados ya, la UD acabó en la lona en Balaídos, desplumada por un Celta corajudo, que arruinó el 0-1 de Juanma a base de ponerle lo que había que poner y añadirle a su función goles y orgullo. Por ahí no anda sobrada Las Palmas, cuya depresión primaveral no puede ser más preocupante. Cinco derroras consecutivas, un porrón de goles en contra y muy mala pinta. Se dice que la permanencia no peligra y así parece ante la certeza matemática que debe llegar en un par de jornadas, pero, en la espera,el roto comienza a tener proporciones dolorosísimas y que ensucian una temporada que se está consumando entre escarnios. Mientras en el club se habla del futuro, de si Pimienta sí o Pimienta no, cada fin de semana es un calvario.

De manera inexplicable, porque no estaba el partido para eso, a la UD se le envenenó el pleito en una primera parte en la que mereció mejor suerte. Ese 2-1 con el que se fueron todos al vestuario no hizo justicia a lo que se vio antes y en el que Las Palmas, tras calmar el alboroto inicial de un Celta que se jugaba la vida, impuso su gobierno, cobró ventaja y durante largo rato recobró los hábitos que tan buena fama le dieron, esto es, posesiones precisas y orientadas, buen achique y llegada al área rival.

Quiso García Pimienta sorprender con algunas permutas poco esparadas, léase Loiodice en la zona ancha por Javi Muñoz o Kaba por Sandro en la punta de ataque.

Más previsible era la entrada de Juanma atrás por Coco, y ni que decir de Álvaro Valles tras cumplir su sanción. Y, a fuerza de verdad, todo encajó. Loiodice se dejó ver en amplitud y presencia, bien mezclado con Kirian y Perrone, Kaba sirvió para ganar metros en el ataque (el listón con él tampoco da para más), lo que facilitó las diabluras de Moleiro o Munir por los costados y Juanma estuvo bien atrás e imperial arriba, firmando el 0-1 con un testarazo imperial y rozando otro en el que Guatia se hizo enorme bajo palos, siempre a saque de esquina y siempre incrustado doden más duele.

Hasta la media hora cabalgó la UD casi a su antojo, amenazando con más daños, por ahí se fue a la red lateral y un tiro de Munir. Pero, de repente, y en un minuto y medio mal contado, dos desajustes atrás acabaron en la red de Valles. Valles ya había sacado con el brazo derecho un disparo duro y desde cerca de Strand Larsen. Llegaba el Celta más por empeño que por recursos, pero fue aparecer Aspas y todo saltó por los aires. El capitán del celta no perdonó cuando le ceyó un balón rebotado en Mármol en el punto de penalti para el 1-1. Y, sin respiro, filtró un balón monumental para la carrera de Swedberg, quien ganó en zancada a Mármol y cruzó con precisión. Ver para creer.

La UD estaba obligada, una semana más y van demasiadas, a remar río arriba y con el agravante de haber acumulado méritos y argumentos para lo contrario. La justicia de los goles.

Y nada más arrancar el segundo acto, tres intervenciones consecutivas de Valles, a cual más soberbia, negaron el 3-1. Mingueza, Beltrán y Jailson llevaron al límite al meta sevillano, convertido en un gigante para sostener al resto. Un Celta en plan rodillo minimizó a la UD, a la intemperie y rendida a su suerte. Fue, con diferencia, el peor trance del choque. Y Pimienta no tardó en buscar soluciones ante lo que se venía encima. Sandro y Javi Muñoz, titularísimos hasta Vigo, ingresaron en el césped para poner algo de orden. Era insostenible seguir colgados de Valles y otorgando un latifundio a cada llegada local.

Pero no. Cayó el tercero. Luego, el cuarto. Un circo.

Ficha técnica:

4 - Celta: Guaita; Carles Pérez (Miguel Rodríguez, min.85), Mingueza, Unai Núñez, Carlos Domínguez, Hugo Álvarez; Jailson, Beltrán (Luca de la Torre, min.77); Williot Swedberg (Bamba, min.66), Aspas (Manquillo, min,77) y Larsen (Douvikas, min.66).

1 - UD Las Palmas: Álvaro Valles; Álex Suárez, Herzog, Mika Mármol, Sergi Cardona; Loiodice (Javi Muñoz, min.62), Perrone (Fabio, min.77), Kirian; Munir (Pejiño, min.77), Sory Kaba (Sandro, min.62) y Moleiro.

Goles: 0-1 Herzog, min.11; 1-1 Iago Aspas, min.37; 2-1 Williot Swedberg, min.39; 3-1 Douvikas, min.71; 4-1 Iago Aspas, min.75

Árbitro: Hernández Maeso (comité extremeño). Amonestó a Larsen, del Celta, en el m.66.

Incidencias: encuentro correspondiente a la jornada 32 de LaLiga disputado en el estadio Abanca Balaídos ante 21.256 espectadores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios