Moleiro celebra un gol con la UD. / cober

Ramírez y Helguera ya están en Barcelona para cerrar la venta de Moleiro

UD y Barça pueden hacer oficial el traspaso del tinerfeño en breve dada la predisposición de las partes para alcanzar el acuerdo

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas y el FC Barcelona ultiman la venta de Alberto Moleiro, operación que se podría dar oficial la semana que viene. El presidente Miguel Ángel Ramírez y Luis Helguera han viajado a la Ciudad Condal para cerrar el traspaso. Esa es, al menos, la intención de ambas entidades, que vienen acercando posturas en las últimas semanas. Unas gestiones que directamente están llevando el presidente Miguel Ángel Ramírez, y Mateu Alemany, que desempeña la función de director de fútbol en el club azulgrana.

Los términos del contrato son muy similares a los de Pedri: una cantidad inicial a la firma -cifra aún por concretar-, un 15% sobre la plusvalía de una futura venta, ademas de otras variables en función de los objetivos que vaya cumpliendo el jugador.

El FC Barcelona ha venido insistiendo desde hace bastante tiempo en hacerse con los servios de la perla canaria, una vez que ha ido desactivando las palancas económicas-activos- que están desbloqueando su delicada situación financiera. En los despachos del Barça se trabaja sin descanso para ejecutar en la segunda quincena de julio un segundo movimiento económico que permitirá acometer el fichaje de Alberto Moleiro, futbolista que ya tiene el visto bueno del entrenador Xavi Hernández.

Maniobra calculada

Este periódico ya había avanzado en su edición del 6 de julio, que la renovación de Moleiro no alteraba los planes del Barcelona y que su propósito de fichar al joven jugador tinerfeño no tenía marcha atrás. La ampliación de contrato hasta junio de 2026 que la UD Las Palmas hizo oficial entraba dentro de los parámetros de la negociación. Al año de contrato que le restaba se la añadieron otros tres, más una ficha que lo convertían en el canterano mejor pagado, y su cláusula pasaba de 10 a 30 millones.

Aunque en algún momento hubo algo de tirantez entre Las Palmas y el futbolista, los intermediarios y el propio Barcelona, siempre prevaleció la cordialidad y el ánimo de llegar al mejor acuerdo para todos, porque los implicados estaban convencidos de que el acuerdo llegaría.

Moleiro siempre dejó claro que la primera opción era seguir vistiendo la camiseta amarilla, pero que nunca cerraría las puertas a un prematuro traspaso que ayudaría también a aliviar la arcas de las UD Las Palmas.

La operación de traspaso de Moleiro se asemeja a la que ambos clubes ya firmaron en 2019 con la venta de Pedri. El Barcelona ahora no estaba dispuesto a ceder al futbolista. Este era el punto de más discordia, pero podría decantarse a favor de los amarillos, que esperan disfrutar un año más de la joven promesa.

Una carrera muy larga que el FC Barcelona ha ganado a equipos económicamente poderosos del fútbol europeo. E s cierto que el Villarreal fue el primero en poner 15 millones sobre la mesa, que el club canario entendía en ese momento que eran insuficientes. Tampoco la fórmula depago (tres plazos) seducía. Más tarde apareció el Manchester City, cuya intención era comprarlo y cederlo a uno de sus equipos nodriza, el recién ascendido a Primera, el Girona, para que allí continuase formándose.

Durante este tiempo el Borussia Dortmund en Alemania, y el Milan en Italia también estuvieron pendientes por si el Barcelona dejaba la puja. No sucedió.

En la negociación ya hay bastantes cosas adelantadas, pues fuentes consultadas indican que el jugador y el Barcelona ya tiene apalabrado el contrato. Es más, era intención del Barça incluirlo en la lista de viajeros para la gira a Estados Unidos que inicia el próximo 13 julio.