Fútbol: UD Las Palmas

Principio de acuerdo para la cesión de Lemos al Sassuolo

22/01/2018

Mauricio Lemos pasará hoy el reconocimiento médico con el Sassuolo italiano para ponerse a las órdenes de Giuseppe Iachini. El charrúa sale cedido hasta junio en busca de los minutos que no iba a disfrutar en la UD Las Palmas debido a su discreto rendimiento esta temporada.

Dos años después de su llegada al equipo grancanario, Mauricio Lemos hizo las maletas para poner rumbo a Italia y relanzar su carrera deportiva. El zaguero charrúa defenderá la elástica del Sassuolo hasta el próximo mes de junio. Ayer arribó a su nuevo país hasta verano y hoy pasará reconocimiento médico con el conjunto de Emilia-Romagna.

El defensor, que el pasado mes de diciembre cumplió 22 años, había perdido peso en el equipo isleño con el paso de los partidos. Desde su llegada a la UD se convirtió en un fijo y en uno de los jugadores jóvenes con más proyección de toda Europa. Esto hizo que los grandes clubes del continente se fijaran con determinación en las actuaciones de Lemos con Las Palmas. Pero, de la noche a la mañana, el rendimiento del central comenzó a dejar mucho que desear y, de dar puntos a la escuadra isleña con sus precisos lanzamientos de falta, el internacional por Uruguay se convirtió en uno de los puntos débiles de la retaguardia canaria.

Y tan solo seis meses después del interés del FC Barcelona, líder de la Liga, por Lemos, su cartel se ha devaluado de tal forma que se marcha al decimocuarto clasificado de la Serie A. En la isla, con Paco Jémez al frente, iba a tener muy complicado entrar en el equipo inicial y, una vez se recupere Pedro Bigas, el precio de la titularidad iba a estar aún más caro.

De hecho, el entrenador grancanario no contaba con él, como así lo indican sus estadísticas. Ante el Valencia en la ida de la Copa del Rey, en el primer partido de Jémez al frente de la nave amarilla, ni siquiera fue convocado. Las Palmas logró un empate en su feudo (1-1). Luego disputó 61 minutos en la derrota ante el Eibar en el Gran Canaria (1-2). Ya en la vuelta de la competición copera, en Mestalla, jugó los 90 minutos e hizo aguas, fallando en varios de los tantos del equipo local (4-0). No obstante, vivió el desastre en Montilivi (6-0) desde el banquillo y, cuando Jémez decidió darle una nueva oportunidad, el zaguero volvió a desaprovecharla. Fue pitado por la grada y señalado por su técnico, dejándolo en la caseta durante el descanso del choque de Liga ante el Valencia (2-1). Asimismo, el cuadro isleño mejoró considerablemente con Ximo Navarro en la posición del charrúa.

Y todo esto sin Pedro Bigas, pilar indispensable de la UD. Cuando el central mallorquín se recupere, retomará su rol de líder en el eje de la zaga. Al lado de un Alejandro Gálvez que ha dotado de muchísima jerarquía a la defensa amarilla. Además, con Ximo Navarro como salvavidas para cualquier posición y en caso de avería atrás. Así como con un David García que siempre ha rendido a un gran nivel.

Es por ello que entre Lemos y la dirección deportiva entienden que una salida es la mejor solución para que siga creciendo y tenga opciones de disputar el Mundial de Rusia, puesto que con la UD iba a tener minutos a cuentagotas. Ahora, le tocará demostrar en Italia que no se ha olvidado de defender.