Desde que debutó con la UD Las Palmas, su trayectoria ha sido espectacular. / Gabriel jiménez

Pedri se hace mayor de edad convertido ya en una estrella

Sensación del Barça. El mediapunta se ha ganado un puesto en el equipo titular, cuenta con el respaldo absoluto de Koeman, jugó el Clásico de inicio y ha anotado en Champions League

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Quién le iba a decir a Pedri González (25/11/2002) que iba a cumplir los 18 años asentado en la primera plantilla del FC Barcelona y copando las miradas el mundo entero. Que brillaría al lado del mejor de todos los tiempos, Leo Messi. Y que se ganaría el cariño de la hinchada culé en tan poco tiempo. Desde su irrupción la temporada pasada con la UD La Palmas en Segunda División, donde debutó el 18 de septiembre de 2019 cuando tan solo tenía 16 años. Fue ante el Huesca, un recién descendido de Primera División. Tan solo fue el preludio de lo que vendría porque una campaña después, el tinerfeño ya está brillando con luz propia en el conjunto azulgrana.

Firmó su primer contrato profesional con Las Palmas sin haber debutado todavía a las órdenes de Pepe Mel, su gran mentor, pero la UD vio su tamaño potencial y le puso una cláusula millonaria. Ahí apareció el Barça con el talonario y una oferta muy apetitosa para todas las partes. Cinco millones de euros para la entidad isleña, pero con unos pluses que podrían dejar casi 25 kilos en las arcas amarillas.

Pedri y Leo Messi. / fcb

Hizo la pretemporada a las órdenes de Ronald Koeman y, cuando se rumoreó que podía salir cedido, enamoró al holandés como hizo con todo el archipiélago. Su carta de amor fue sencilla: humildad, trabajo y talento. Desde entonces su trayectoria está siendo meteórita. Ha jugado ya un total de ocho encuentros en la máxima categoría del fútbol español y otros cuatro en Champions League. Debutó contra el Villarreal el 27 de septiembre y anotó su primer gol como blaugrana contra el Betis en el Camp Nou. En Europa también sabe lo que es mojar, lo hizo frente al Ferencvaros y dio un auténtico recital en Turín contra una potencia como la Juventus. Fue titular también ante el Real Madrid en el Clásico. Casi nada.

Con todo, Pedri hoy ya es mayor de edad convertido en la estrella del momento, pero continúa siendo el mismo niño tranquilo y comedido que asombró a todos en Barranco Seco destilando siempre una humildad que le viene de cuna. Con la cabeza amueblada y una familia repleta de valores, el tinerfeño espera dejar huella imborrable en el FC Barcelona y, por supuesto, en la selección española absoluta. De momento se exhibe con la sub-21, pero pronto le llegará la llamada de Luis Enrique para premiar su buen hacer y su magia natural. Destinado a marcar una época en el fútbol español, el cumpleaños del tinerfeño será una fecha a tener siempre muy en cuenta.