Paco Herrera: «Si yo no soy positivo, ¿quién lo va a ser?»

11/02/2019

El técnico amarillo sigue creyendo en que sus jugadores pueden darle la vuelta a la situación.

kevin fontecha (enviado especial) málaga

La llama de la esperanza sigue sin apagarse en Paco Herrera, aunque las matemáticas sigan diciendo lo contrario. Pasan las jornadas y las opciones de ascenso se alejan paulatinamente, sin embargo, el técnico aún encuentra motivos para creer. «Tengo que ser positivo porque me da la sensación de que este equipo no se lo cree.Si no lo soy yo, ¿quién lo va a ser?. Estoy convencido de que le vamos a dar la vuelta. Nos falta ganar un partido de este tipo para arrancar, tenemos tiempo, cuando no lo tengamos lo diré. Tenemos jugadores con experiencia, veteranos, pero no se lo creen. Veo cosas buenas y brotes verdes», afirma el preparador barcelonés, más optimista que nunca.

No quiso excusarse en el árbitro por la rigurosa expulsión de Deivid. Quizá porque es consciente que en esta ocasión los de negro estuvieron al lado del represnetativo con los dos goles que anuló al Málaga, en sendas decisiones polémicas. «Es una interpretación del árbitro. Deivid no sabe dar una patada y el posicionamiento de su pierna no era para ser expulsado. Ha habido pelea y lucha sana. He visto a varios jugadores del Málaga medio muertos y pensé que era nuestro momento, pero no. Ha sido un partido muy disputado y competido. En esta situación sobra hablar del árbitro», matizó Herrera en la sala de prensa.

A pesar de haber cambiado hombre por hombre cuando tenía superioridad numérica en el campo, el profesional catalán sostiene que la sustitución de Lemos por Curbelo fue acertado. «Sacamos un lateral defensivo y metemos un lateral largo. Por la derecha nos faltaba un poco y creo que ha sido una decisión correcta. Es lo que nos ha permitido tener más control en la segunda parte. A partir de ahí, el primer cambio es obligado porque Timor tenía problemas estomacales. Creo que ha estado bien, otra cosa es que ellos hayan defendido bien», amplió. También explicó la entrada de Deivid: «No quería tocar nada y Deivid ha jugado dos temporadas en esa posición, no me he inventado nada. Quería que todo quedara igual».

Por último, valoró positivamente la actitud mostrada por sus jugadores y lamentó que no estuviesen así en encuentros anteirores. «Si nosotros hubiésemos tenido la intensidad y la decisión que hemos tenido hoy frente al Rayo Majadahonda o contra el Nástic, creo que habríamos sacado más puntos. Necesitamos el compromiso que he visto hoy -por ayer-», concluyó.