Marvin Park, en uno de los partidos que jugó en el Madrid entrenador por Zidane. / c7

Marvin Park llega cedido a la UD por el Madrid con opción de compra

El interior diestro ya debutó con el primer equipo de la mano de Zidane. Por contra, Sandro se aleja por la la postura del Huesca

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Marvin Park, una de las jóvenes promesas acunadas en la cantera del Real Madrid y que llegó a debutar en el primer equipo de la mano de Zinedine Zidane, será anunciado en las próximas como nuevo jugador de la UD. Llega cedido hasta final de temporada pero con una opción de compra.

Park (Palma de Mallorca, 2000) se desempeña por la banda derecha, tanto en funciones de lateral como de interior, y ofrece una polivalencia que ha sido muy bien valorada por la dirección deportiva que comanda Luis Helguera y que ha visto una oportunidad de mercado irrepetible. Al futbolista lo tenían en agenda varios equipos pero la insistencia e interés de la UD terminó imponiéndose en una operación «que no ha sido fácil», como deslizan desde Pío XII al valorarla.

Park, de padre nigeriano y madre surcoreana y que ha sido internacional en categorías inferiores con España, llegará a Gran Canaria para ponerse a las órdenes de García Pimienta, quien termina de apuntalar un carril que presentaba incógnitas por el caso abierto de Álvaro Lemos, al que se le ha ofertado una renovación que no termina de aceptar y cuya salida no se descarta.

Este fichaje, el quinto tras Sidnei, Cardona, Álvaro Jiménez y Vitolo, no cierra el cupo de altas, pues, tal y como insistió el presidente el lunes, se trabaja en la llegada de «un buen delantero». El grancanario Sandro, propiedad del Huesca, era el gran objetivo y el propio atacante ha ejercido medidas de presión en busca de su salida. Pero la entidad oscense se niega a venderle y únicamente contempla un préstamo de condiciones inalcanzables: un millón de euros hasta junio y asumiendo el destinatario su ficha.

Ante este panorama, la UD ha activado otras alternativas considerando que Sandro se ha terminado de complicar y hasta un punto sin retorno. La intención es la de incorporar a filas a un hombre de área contrastado y la vía de traerlo cedido, como en el caso de Park, Vitolo o Álvaro Jiménez, está sobre la mesa. Repatriar a Salomón Rondón, ahora en el Everton, o Dimata, del Espanyol, fueron algunas variables que, por su caché, se barajaron sin más.

El plazo para los pases no concluye hasta el próximo 1 de septiembre y García Pimienta tampoco tiene prisa al entender que conviene esperar y evitar precipitaciones.

De momento, arrancará la temporada con lo que tiene, que no es poco, y con el único condicionante de Vitolo, cuya puesta a punto requerirá algunas semanas más («no le damos plazos», avisó el técnico al respecto).

David Vicente seguirá los pasos de Clau o Unai Veiga y buscará minutos de calidad en otro destino. Sin sitio en el primer equipo y necesitado de más vuelo del que le puede dar el filial en Tercera, el lateral se va al Unionistas de Salamanca.

En la UD esperan que, como en su día pasó con Benito, esta experiencia le refuerce y pueda regresar más hecho y con un kilometraje de garantías, pues hay muchas esperanzas depositadas en el aragonés y al que ya se le ha podido observar en la dinámica de los profesionales y con buenas maneras. Pero todavía le falta y por eso le toca emigrar ahora.