Fútbol: UD Las Palmas

Maikel Mesa: «Despertarme cada día, ir a entrenar y sentir que soy de la UD es increíble»

06/09/2018

Su llegada fue uno de los grandes culebrones del verano. Las Palmas se adelantó al Málaga en el último momento para cerrar su fichaje y ya ante en La Romareda fue titular. El tinerfeño era un viejo deseo del club y firmó por cuatro años con la clara intención de hacer historia en Gran Canaria y convertirse en un baluarte del equipo amarillo en Primera División.

- ¿Cuáles son sus sensaciones tras las primeras semanas en el club?

- Todas positivas. Desde el primer día en el que llegué aquí sabía que venía a un sitio espectacular y así ha sido. No me ha defraudado nada, sino más bien lo contrario. No puedo pedir más porque es todo increíble.

- Titularidad en su segunda convocatoria ante un miura como el Zaragoza. Es un inmejorable comienzo...

- A todo jugador que llega a un equipo nuevo le apetece jugar pronto y más en estadios así. Este año la Segunda es una categoría que se parece más que nunca a la Primera División, y campos como éste hacen al futbolista mejor. Está claro que me hubiera gustado ganar, pero el equipo dio buena imagen, sobre todo en la segunda parte. Es verdad que en la primera sufrimos un poco más, pero el equipo supo arreglar lo que estaba pasando, se rehizo y completó una segunda parte espectacular.

- Fue sustituido en la segunda parte por unas molestias, ¿fue sólo un susto?

- Sí, llevaba desde la pasada temporada sin jugar tanto desde el inicio y lo noté. Luego está también la presión del primer partido que hace que se te agarroten un poco todos los músculos. Pero quedó en un tirón de gemelos y poco más.

- Tiene que estar deseando estrenarse ante su afición en el Gran Canaria.

- Por supuesto. Es lo siguiente que me toca y está claro que me apetece debutar aquí, ante mi afición. Ojalá que las cosas salgan bien y pueda ayudar a conseguir los tres puntos ante el Nástic. Además, si juego será un estreno muy especial porque me enfrentaré ante los que eran mis compañeros hace tres semanas.

- ¿Qué es lo que más le ha sorprendido en estas primeras semanas?

- A nivel de plantilla creo que es un espectáculo. Hay futbolistas de muchísima calidad y estoy seguro de que este equipo en Primera competiría igual que otros que hay en la categoría. Además, hay un buen grupo, que es otra de las cosas más importantes. A nivel de club lo tenemos todo para sacar lo mejor de nosotros.

- ¿Cómo es Jiménez como técnico?

- Es un entrenador muy exigente. Sabe que tenemos una gran plantilla y que hay un enorme reto por delante que es el de devolver al equipo a Primera. Por ello nos pide el máximo para que podamos lograrlo.

- ¿Y qué es lo que le pide a usted?

- Que sea yo mismo, que sea el jugador que fui anteriormente ya que por ello me firmaron. Que trabaje, que me entregue y que tenga ese toque de calidad también que atesoro. Que disfrute del juego.

- ¿Cómo le ha recibido el vestuario?

- Tenía a Nauzet Pérez que ya conocía de etapas anteriores, y con él todo fue mucho más fácil. Me ayudó a integrarme, y ahora me llevo muy bien con todo el vestuario. He tenido que compartir habitación con David García, que es un ejemplo aquí para todos y un tío diez.

- ¿Tiene algún ejemplo a seguir en la UD Las Palmas?

- Futbolistas como el propio David García, un hombre de la casa que tiene el récord de partidos y que sabe lo que se siente. De esa gente es de la que tienes que ir cogiendo recorte. Y un poco de todo porque se trata de una plantilla con mucha experiencia que ha vivido de todo en el fútbol.

- El nombre de Maikel Mesa ha sido uno de los culebrones del verano. ¿Cómo ha vivido estos meses?

- Fue complicado. Supuso un verano muy duro porque mi intención era salir y seguir progresando en mi carrera. Sabía que hasta el 31 todo podía pasar, pero se fue demorando todo y fui sufriendo en ese sentido porque veía que los días transcurrían y no se terminaba de cerrar el traspaso. Pero al final contento y feliz por estar aquí, que es donde quería estar.

- Cuando parecía que lo tenía hecho con el Málaga, de repente aparece de nuevo la UD en escena y echa el resto. ¿Hubo que convencerle mucho?

- No, yo estaba convencido. De hecho, en mis vacaciones cogí un vuelo de Tenerife para ir a Tarragona y comentarle a la directiva y a la dirección deportiva del Nástic que yo no quería continuar y que quería salir a la UD. Y eso lo hice en un solo día, salí por la mañana y volví por la noche. Era mi prioridad. Al final se demoró todo porque los mercados son lentos y llevan sus procesos, pero mi objetivo era estar aquí y es donde estoy.

- En su presentación dijo que la UD le sigue desde hace 10 años. ¿Es este el mejor momento para estar aquí?

- A nivel profesional creo que vengo en el mejor momento de mi carrera, cuando más experiencia tengo. Físicamente creo que estoy mejor. Además, conozco más la categoría. Siempre fue bonito tener ese seguimiento de Las Palmas, y aunque nunca se había podido hacer por una cosa u otra, al final se pudo en el momento ideal.

- ¿Quién ha sido su mayor valedor en el club para que se haya podido realizar el fichaje?

- Con la persona con la que tengo relación desde juvenil es con Tonono. Tengo que agradecerle mucho a él porque siempre ha tenido intención de que yo esté aquí. Después, a parte de Tonono, la dirección deportiva y el míster tuvieron que elegirme. Tengo que estar agradecido a mucha gente porque para ir de un sitio a otro se tienen que dar muchos factores.

Maikel Mesa: «Despertarme cada día, ir a entrenar y sentir que soy de la UD es increíble»

- El club ha hecho una fuerte apuesta por usted. ¿Esto le asusta o le motiva especialmente?

- Me motiva. Despertarme cada día, ir a entrenar y sentir que estoy en Las Palmas es increíble. Estar en un club cuya prioridad es subir a Primera, con estas infraestructuras, con este proyecto... Para mí es espectacular. Es lo que deseaba y ahora estoy con ganas de demostrar que no se equivocaron conmigo.

- Muchos futbolistas tinerfeños han hecho historia en la UD. ¿Se ve capacitado para unirse a ese selecto club?

- Tengo muchas ganas de que sea así. Ojalá en varios años estemos hablando de algo mayor.

- Indudablemente, el ser de Tenerife le pone más morbo a su fichaje. ¿Está deseando jugar en el Heliodoro?

- Está claro que existe esa rivalidad entre islas, y mientras sea sana será buena. Ganas tengo de jugar en Tenerife y en los otros 21 estadios. Está claro que ahí, por familia, amigos y demás, es un campo que tengo marcado en rojo, pero nada más allá de otro partido en Segunda.

- ¿Qué siente por la UD?

- Es un sentimiento de un canario que como futbolista siempre ha sentido la atracción del club hacia él y la mía hacia al club, porque al final cuando un jugador tiene opción de ir a un sitio donde de verdad es querido tiene que lanzarse. Y yo siempre he sentido ese interés de Las Palmas de tenerme. Por todo ello, para mí es un orgullo y una satisfacción estar en un lugar donde de verdad me quieren.

- ¿Cree que este cariño por el escudo amarillo puede tener alguna repercusión cuando vaya a Tenerife?

- No me preocupa. Lo que me importa es la UD y mientras yo esté bien aquí, el resto me importa poco.

- ¿Cómo se define como jugador?

- Soy un futbolista que puede actuar en cualquiera de las posiciones del centro del campo, tanto sea organizando o jugando un poco más arriba para llegar desde la segunda línea y hacer goles. En la medular puedo jugar donde el míster lo crea oportuno, y currar y trabajar para estar dentro. Que un jugador pueda alternar varias posiciones siempre es positivo para un entrenador.

- Con el fichaje de Timor queda un centro del campo bastante poblado. ¿Qué le supone tanta competencia?

- Hace mejor al equipo. Está claro que tenemos una plantilla que por posiciones hay dos o tres futbolistas de nivel muy alto que pueden ser titulares en cualquier otro conjunto. Habrá que apretar, aprovechar las oportunidades y estar preparados tanto para jugar como para estar fuera. Al final esto es muy largo.

- ¿Qué jugador es el que más le ha sorprendido en estos primeros días?

- Yo creo que Rubén Castro. La pegada que tiene es increíble. En cualquier ejercicio que hacemos todo lo que le cae va para adentro. Es bonito de ver porque el tío es un killer.

- Conoce bien la categoría, ¿es esta la mejor plantilla de Segunda?

- Con total seguridad. No creo que haya una plantilla mejor en Segunda, por lo que ahora lo que toca es unir todo eso, ser un buen conjunto y que este equipo a final de temporada esté celebrando el ascenso. Es la plantilla más completa en la que he estado nunca.

- ¿Tener la obligación de ascender es una presión extra?

- Más que presión, yo lo veo como una responsabilidad. Tenemos claro cual es el objetivo, el club lo ha marcado, pero no es algo que tenga que agarrotarnos, sino motivarnos para conseguirlo.

- Firmó un contrato de cuatro años, se imaginará de amarillo en Primera...

- Sí, mi meta es estar el próximo año en Primera con la camiseta amarilla. Cuando vine aquí y firmé este contrato lo hice porque es un proyecto alucinante, muy atractivo. Y mi objetivo es ayudar a llevar a la UD al lugar que se merece.

- La pasada temporada fue la mejor de su carrera en el apartado goleador, ¿se ve capacitado para igualarla?

- Para igualarla y para superarla. Siempre mi objetivo es superarme año tras año, llevo dos cursos mejorando en ese aspecto, así que en esta también lucharé para lograrlo.

- ¿Qué mensaje le manda a la afición?

- Darle las gracias. He recibido muchas muestras de cariño por las redes sociales, por la calle... eso para un jugador es una maravilla. Yo me siento como un canario que está en su tierra y que encima es querido. Es lo que todo el mundo busca, por lo que solo me queda dar las gracias e intentar devolver ese cariño dentro del campo.