Borrar
De izquierda a derecha, David Gómez, Álex García, García Pimienta, Albert Peris y Ridchi Serrés. Ninguno va a continuar en la disciplina del club. C7

La próxima UD Las Palmas

La limpia que viene: del cuerpo técnico solo sigue Yepes y amplia lista de bajas

La transformación para la campaña 2024-25 en la UD Las Palmas exige un plan renovador ambicioso y que se llevará por delante a muchos jugadores con contrato

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 26 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La UD 2024-25 tendrá, para empezar, un banquillo de estreno casi en su totalidad. Porque, salvando a José Esteban Yepes, el alabado entrenador de porteros que llegó en 2018, nadie más del cuerpo técnico va a seguir. Con García Pimienta se van su segundo Álex García, Albert Peris, incorporado como tercero, David Gómez, preparador físico que trajo Pepe Mel en 2019, y también Richi Serrés, el controvertido coach mental.

A la espera, por tanto, del nuevo entrenador, y sin que se espere la promoción interna de ningún profesional de la casa, la nueva apuesta en la banda deberá traer, casi por imperativo, a sus propios colaboradores ante esta desbandada.

Esa remodelación al completo se va a trasladar a la plantilla, en la que se acumula la tarea pendiente. Porque, independientemente de las operaciones de venta que puedan surguir, con Valles, Coco, Moleiro y Mármol como activos más ilustrativos, Luis Helguera sí manera varias certezas. A saber: Perrone y Araujo, cedidos por City y Barcelona, respectivamente, vuelven a sus clubes de origen, Sergi Cardona, que acaba contrato, ya se ha despedido, y con Munir, Herrera y Eric Curbelo va a pasar lo mismo. Son seis bajas ya selladas y a las que se sumarán ilustres como Fabio, Mfulu y Álvaro Lemos, quienes tienen vinculación hasta 2025 pero no entran en los planes de futuro.

Otros jugadores con contrato que apuntan a salir son Sory Kaba y Sinkgraven, cuyos rendimientos no ha podido ser más decepcionantes. Y no se descartan novedades con Aarón Escandell, suplente de Valles y que, ante la llegada del croata Dinko Horkas, no está dispuesto a pasar otro año de puntillas. Ya en enero se planteó irse y, con buen cartel en Segunda, no se garantiza su continuidad.

Con Marvin y Campaña la intención es la de que sigan. Habrá que pagar al Real Madrid 2 millones de euros por el carrilero balear, mientras que más sencillo será activar el año opcional del medio centro sevillano, que llegó en febrero y sobre el que el club se guardó la opción de prolongar una temporada más su condición de temporero hasta el mes que viene. Su mejor versión se espera desde que concluya la pretemporada, que tendrá su base de nuevo en Marbella, con la concentración del 16 al 26 de julio.

Kirian y Álex Suárez, renovados semanas atrás, Sandro, pese a que su cosecha goleadora no le sostiene, Benito, Javi Muñoz, Loiodice, Marc Cardona, además de los mencionados Valles, Coco, Moleiro y Mármol integran el grupo de fijos para el curso venidero aunque con el condicionante de que no hay ninguno imprescindible y por todos se estudiarían ofertas si algún pretendiente desea negociar.

Es a partir de este escenario cuando se abre el abanico de fichajes, materia avanzada con varios nombres y en la que queda pendiente la del entrenador.

Las gestiones emprendidas tiempo atrás por la dirección deportiva tienen ya cerradas las llegadas del portero Horkas (Lokomotiv Plovdiv), el interior derecho del Oviedo Viti, Manu Fuster, atacante procedente del Albacete y el mediocentro Iván Gil, hasta ahora en el Andorra.

Una lista de la compra con cuatro nombres y en la que faltarían por llegar otros cinco o seis más. Porque, mirando a filiales, salvo Juanma Herzog, poco o nada más.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios