La UD se rebela contra las injusticias

20/10/2019

Pepe Mel y los jugadores explotan ante las decisiones arbitrales. La plantilla cree que no están recibiendo un trato justo en una liga donde hay VAR y hablaron públicamente para detener la sangría

Desesperada e infravalorada. Así se siente la UD y su afición una semana más tras visitar el Ramón de Carranza en una jornada donde Saúl Ais Reig, colegiado del encuentro entre Cádiz y UD, fue uno de los actores protagonistas de la película. Preocupa y mucho. Se están normalizando este tipo de actuaciones en contra de Las Palmas donde si hablas, te reprimen.

La secuencia sobre la que más se habló tras el encuentro fue la del penalti cometido por Alberto De la Bella en el minuto 77, según señaló el árbitro. Aunque poco se habló de la jugada de la primera mitad en la que Viera se adentra en el área para disputar el balón y es Fali quien interpone su brazo de manera intencionada a la altura de la cara del mediapunta para que no pase, haciéndole caer. En cuanto a la pena máxima, tardó en ejecutarse para seguir el protocolo de revisión del VAR. Mientras tanto Pepe Mel se quejaba vehemente y fue expulsado. Álex convirtió el segundo en el luminoso del Cádiz y dejó a la UD sin posibilidades en la recta final.

Una vez finalizado el choque el preparador madrileño se expresó: «Mi reacción no es por el penalti, sino por cosas que han pasado antes. No enjuicio al árbitro por decisiones acertadas o no, sino por comportamientos que ha tenido hacia mis futbolistas y mi banquillo. Debe ser justo y el respeto debería haber sido recíproco». Para más inri, Ais Reig recogió en el acta la siguiente afirmación en referencia a la expulsión de Mel: «Por dirigirse al cuarto árbitro en los siguientes términos: «que malos sois» a la vez que mostraba un pañuelo blanco, agitándolo, con su mano en alto en señal de protesta por una de mis decisiones. Tras ser expulsado abandonó el terreno de juego aplaudiendo». En la mañana de ayer, el Mel indicó en Instagram: «En ningún momento he dicho «qué malos sois», saqué un pañuelo y me arrepiento, pido disculpas. Lo que dice el árbitro en el acta es mentira».

Esta no fue la única reseña en contra del árbitro valenciano. El propio De la Bella reclamó dentro y fuera del campo. El catalán publicó en sus redes una imagen donde se demuestra que el supuesto contacto que vio Reig, se produjo fuera del área, donde nunca se puede pitar penalti. Además, el jugador aseguró que el futbolista del Cádiz admitió que no hubo penalti, en contra de la decisión que tomó el videoarbitraje en última instancia.

Aythami o Galarreta también alzaron la voz para denunciar los atropellos que les están castigando, pues no es la primera vez que sucede esta temporada. El mediocampista vasco resaltó que: «Son cosas que no pueden suceder con la ayuda del VAR». Mientras que el central fue tajante y manifestó su malestar con el colegiado, ya que no es la primera vez que perjudica a su equipo: «Ya el año pasado nos pitó en Oviedo. Nos habla con chulería y faltas de respeto. Espero que no nos vuelva a pitar, es lamentable».