La UD recibe al equipo revelación

26/10/2019

El Fuenlabrada, un recién ascendido que va cuarto en la liga, visitará mañana el estadio de Siete Palmas (17.00 horas) tras un inicio atronador en la primera campaña de su historia en Segunda División.

La UD tiene una prueba exigente este domingo en el Estadio de Gran Canaria (17.00 horas) ante un Fuenlabrada que está siendo la sensación de la Segunda División. Intentarán prolongar el ambiente armónico que se vive en las últimas semanas en el vestuario kiriko, tras la derrota de la pasada jornada ante el Albacete, donde perdieron la imbatibilidad en casa, donde no perdían desde hacía un año.

El equipo madrileño ascendió este curso a la liga de plata por primera vez en su historia desde que se fundó en 1975. Se estrenó de la mejor manera en la competición después de doce jornadas. Aterriza en la isla como cuarto clasificado de la Segunda División, empatado a puntos con el Almería y solo por detrás de Cádiz y Albacete (con un partido más). Hasta el partido de mañana, han cosechado seis victorias, dos empates y cuatro derrotas. De los triunfos, tres fueron en el campo Fernando Torres contra Oviedo (2-1), Sporting (2-0) y Zaragoza (2-1), pesos pesados de la categoría. Pero también saben convertir su estilo en puntos fuera de los límites de su estadio. El inicio liguero fue fulgurante, pues en las dos primeras jornadas dieron la talla en campos como el de Elche (0-2) y Extremadura (1-2). En la sexta jornada lograron tres puntos importantes en el Heliodoro ante el Tenerife cuando el partido parecía que se iba a despachar con un empate.

Además, no es un equipo que se guste demasiado con el balón en su dominio. Incluso se siente más cómo cuando no lo tiene, por lo que, a priori, el estilo de la UD le viene bien. En los partidos donde se impuso a sus rivales, siempre dejó que fuera el otro equipo el que dominara el esférico. Prueba de ello está en las estadísticas de posesión. Tuvo menos del 35% de posesión ante el Elche, Zaragoza y Tenerife. Y en la otra mitad de choques estuvo por debajo del 45% en este apartado del juego.

Por cómo se ha visto hasta ahora, su forma de entender el juego puede recordar al Cádiz o al Albacete. No tienen prisa por tener el balón y crear ocasiones de peligro. Sus filas se mantienen bien replegadas, muy cercanas al área que defiende Biel Ribas, para intentar robar el balón y buscar el espacio a la espalda de la defensa rival.

El conjunto de Mere Hermoso tiene la consigna clara de puntuar como sea en el fortín isleño. Para ello va a intentar desarmar a la UD por todos los medios. El preparador comentaba ayer en rueda de prensa, antes de viajar al archipiélago, que van a intentar detener el potencial que tiene en ataque el bloque amarillo, donde destacó al mágico mediapunta, Jonathan Viera.

Por el contrario, la defensa de Mel tendrá que vigilar de cerca a Hugo Fraile, máximo anotador del equipo madrileño con cinco dianas y una asistencia. Ha participado en el 40% de los goles de su equipo (15). De la Bella tendrá que estar muy concentrado si quiere frenarle.