Herrera resucita los fantasmas de Ayestarán

09/01/2019

El técnico catalán de la UD está a un solo partido de igualar los registros de Pako Ayestarán. Paco Herrera, que cogió los mandos de Las Palmas tras el cese de Jiménez, encadena ya seis encuentros consecutivos sin conseguir la victoria y está a tan solo a un duelo de alcanzar los siete que estuvo el entrenador vasco en la escuadra isleña sin lograr un triunfo.

Y es que el técnico de Beasáin, en los siete partidos en los que dirigió a la Unión Deportiva, tan solo fue capaz de cosechar un punto de 21 posibles, firmando unos números catastróficos (un empate y seis derrotas) desde debutó con el equipo ante el FC Barcelona y se le echó tras las tablas que consumó en Anoeta frente a la Real Sociedad. Paco Herrera, por su parte, encarrila seis encuentros consecutivos sin encontrar el triunfo. Eso sí, el preparador catalán, al menos, cuenta tres puntos (tres empates). Los otros tres enfrentamientos se saldaron con derrotas, por lo que suma tres puntos de los 18 posibles.

Sin embargo, y pese a que en el Gran Canaria todavía no se ha podido vencer desde la vuelta del timonel del último ascenso amarillo, el calendario tampoco ha ayudado a Herrera, pues de los seis choques que le han tocado lidiar, cuatro han sido fuera de la isla. Las goleadas en Cádiz (4-1), Lugo (4-2) y Córdoba (4-1) traen a la mente el solar que dejó Ayestarán en Primera División y que, más tarde, Jémez terminó de enterrar.

El empate ante el Rayo Majadahonda en tierras madrileñas frenó la sangría defensiva. Herrera movió cartas en la retaguardia, eligió a Mantovani como acompañante de Juan Cala y dio la confianza necesaria al canterano Eric Curbelo, que estuvo a la altura de las exigencias en la categoría de plata, y la jugada no le pudo salir mejor en términos médicos. Taponó la hemorragia y logró dejar la portería a cero, cosa que el arquero Raúl Fernández ya echaba hasta de menos.

Con todo, está muy cerca de igualar el pobre y endeble bagaje de Pako Ayestarán. De no ganar este sábado al Osasuna, que está a tres puntos del ascenso directo, (sus últimos cinco partidos ha ganado cuatro y empatado uno), Herrera entraría en terreno pantanoso y se pondría a la altura del preparador vasco, ahora probando fortuna en México. Así pues, la batalla en el recinto de Siete Palmas ante el conjunto rojillo se antoja capital para el futuro de una Unión Deportiva a la que parece que se le ha olvidado sonreír y que tiene la soga al cuello. Todo lo que no sea dejar los tres puntos en Gran Canaria sería un nuevo fiasco. Uno que ya podría hacer olvidar las posibilidades de ascenso al combinado amarillo. Sea como sea, el entrenador catalán necesita un triunfo. Y, pese a que cuenta con el respaldo del club, la confianza no es infinita.

  • 1

    ¿Cree que se debería haber suspendido el encuentro de la UD frente al Huesca?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados