Borrar
Sergi Cardona y Lucas Ocampos pugnan por el balón en el Gran Canaria. Efe

Excesivo castigo para una UD que quiso pero no pudo

Fútbol - Primera División ·

El conjunto de Pimienta, que se vio mermado por la temprana expulsión de Coco, sufre una dura derrota en el Gran Canaria ante un Sevilla bien pertrechado

Iván Martín Chacón

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 14 de abril 2024, 15:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dura derrota de la UD en casa. La expulsión de Coco en el minuto 5 y el gol de En-Nesyri condicionaron al conjunto de García Pimienta, que ya acumula siete jornadas sin saborear la victoria. Números que dejan mucho que desear para un equipo que estuvo tocando las puertas de Europa y que ahora se encuentra en zona de nadie. Sin alicientes y con tarea pendiente: certificar la permanencia.

No podía empezar de peor forma el encuentro. En apenas cinco minutos el árbitro se cargó el partido. Expulsó, injustamente, a Saúl Coco por agarrar levemente a Nemanja Gudelj cuando este se dirigía hacia la portería hoy defendida por Aarón Escandell. El colegiado Muñiz Ruiz fue al monitor de VAR y sin ataduras decide expulsar al central conejero. Condicionaba un partido que poco a poco se iría poniendo de cara para el conjunto hispalense. A raíz de ahí, la UD Las Palmas intentaba implantar su estilo, eso sí, a un ritmo lento de juego, cocinando a fuego lento las jugadas con un Sevilla bien pertrechado, sabedor del fútbol de toque del equipo amarillo.

En el primer cuarto de hora el Sevilla ya se hacía con el dominio del juego. La UD intentaba hacer su fútbol pero el cuadro hispalense, necesitado de los tres puntos para salir de la zona peligrosa de la tabla, tenía las líneas muy marcadas con un claro 5-3-2. La primera gran ocasión del encuentro llegaría en el minuto 23, cuando Isaac Romero se plantaba solo delante de Escandell y, por suerte, la mandó fuera. El sol hacía mella en los protagonistas sobre el verde en un día caluroso en el recinto de Siete Palmas. Al tiempo que el lateral izquierdo del Sevilla, Pedrosa, remataba fuera en un córner.

Alberto Moleiro era el único que encaraba hacia meta rival. El 10 se atrevía con incursiones en solitario que acababan siendo infructuosas. Se llegaba así a la primera media hora de choque con una UD combinando jugadas hasta encontrar el espacio, pero una defensa muy experimentada tiraba de oficio para anular los intentos de los amarillos. Después del varapalo se ha sabido reponer y se mantiene firme en la retaguardia el equipo insular. Primer ataque con cierto peligro para los locales tras un buen saque de Escandell y buena carrera de Sandro al espacio para dejársela a Moleiro, pero el 10 no estuvo fino y desperdició la ocasión.

En el minuto 37, se atrevería Sergio Ramos desde lejos pero sin poner en aprietos a Aarón. La UD tocaba y, por momentos, parecía que podía romper el muro andaluz. En el tramo final de la primera mitad, tendría una nueva oportunidad clara el Sevilla. Al igual que en el minuto 23, Romero se quedaba solo ante Escandell y esta vez se le marchó alto, pero sigue asumiendo riesgos en defensa el conjunto de Pimienta. Y.. tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. En-Nesyri, con un testarazo de cabeza, puso el esférico en el fondo de las mallas tras un buen centro de Adriá Pedrosa.

El segundo acto se antojaba crucial para el devenir de ambas escuadras, si bien la UD tendría que dar una mejor imagen en busca del empate pero García Pimienta no estimo oportuno realizar permutas y repitió el once, incluso con parte de la zaga amonestada. Nada más comenzar, a punto estuvo la UD de encajar el segundo gol. Error garrafal en defensa, pase de la muerte de Romero y no llegaba Ramos ni Badé. La UD Las Palmas iniciaba transiciones pero no culimaba jugada. Kirian condujo en exceso el balón y dejó caer en fuera de juego a Sergi Cardona. Era un tres para tres.

Gran intento de Sandro Ramírez desde fuera del área cuando corría el minuto 60 de encuentro. El balón se marcha por muy poco. Ahora sí, llegaría el primer tiro a puerta de la UD, con un incisivo Sandro que lo intentaba desde muy lejos con un chut peligroso, obligando a estirarse a Nylland. La UD se acercaba a la meta rival pero sin peligro. Se veía muy cómodo el Sevilla atrás. Además, García Pimienta tardó demasiado en hacer permutas, dando entrada a Munir, Benito y Campaña.

En los compases finales, la UD lo intentó hasta las postrimerías pero no consiguió perpetrar la meta de Nylland. En el minuto 95 de encuentro, con el equipo volcado, el Sevilla haría el segundo tras un rechace de Escandell en el segundo palo. Así se consume una nueva derrota en el estadio de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios