En tierra de nadie y lejos del sueño

12/02/2019

El empate en La Rosaleda saca a relucir la impotencia de una UD que, si es capaz de sumar triunfos con el calendario que le viene encima, como mucho podría aspirar al puesto que cierra la promoción de ascenso.

La UD continúa dejando escapar oportunidades en su lucha por volver a la élite. El empate en La Rosaleda, pese a que el escenario fuera complicado, solo refleja unas sensaciones que no paran de repetirse en el tiempo. Y es que los amarillos no son capaces de ganar. De empate en empate no se va a ningún sitio que no sea a la mediocridad y esta plantilla se hizo para ascender por lo civil o lo criminal.

Ahora, en tierra de nadie y con cinco equipos por delante para cazar la última plaza de los puestos de promoción –Las Palmas es undécima y está a cinco puntos del sexto–, todo pasa por superar el tremendo calendario que queda. Sin ir más lejos, este domingo viene el Sporting a la isla y no vale otra cosa que no sea derrotar a los asturianos, tan solo un escalón por debajo de la Unión Deportiva en la tabla.

La siguiente salida también será sumamente complicada. Las Palmas viajará hasta la capital para medir fuerzas con un Alcorcón que salió el pasado fin de semana de los puestos de playoffs de ascenso tras caer en su feudo por 1-2 contra el Cádiz. Le espera un calendario sin tregua como foráneo al cuadro isleño, que tendrá que visitar, sin ir más lejos, los campos de seis de los siete primeros clasificados. Casi nada. Y si Paco Herrera quiere seguir creyendo en subir otra vez a los amarillos tendrá que cambiar los registros lejos del archipiélago, pues la UD no vence a domicilio desde septiembre de 2018, cuando ganó en Almendrajelo al Extremadura por 1-2. Y mira que ha llovido ya desde entonces.

De momento, desde el club no se cuestiona la figura de Herrera, pero sus cálculos, de momento, dejan bastante que desear. El equipo no pierde pero tampoco gana. Es el conjunto de Segunda División con más empates y, de los de arriba, el que menos logra vencer. La moral caída tras haber dejado escapar el triunfo ante el Málaga cuando se gozó de superioridad numérica también puede pasar factura. No había mejor momento para dar un puñetazo sobre la mesa y la Unión Deportiva dejó pasar una oportunidad de oro para empezar a volar.

Ahora, lo primero es pensar ya en el encuentro ante el Sporting de Gijón este domingo en el Gran Canaria. No se pueden escapar los tres puntos. Luego, ya se verá a qué puede aspirar una Unión Deportiva que siempre, por desgracia, ha escogido el camino más largo.

  • 1

    ¿Cree que se debería haber suspendido el encuentro de la UD frente al Huesca?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados