Fútbol: Segunda División

El Gran Canaria, más vacío que nunca

29/05/2019

Con una asistencia media de 11.838 espectadores, el recinto de Siete Palmas, que este domingo cierra la temporada, ha sufrido un bajón en asistencia este curso tras el descenso, acrecentado en los últimos meses por mala dinámica de la UD.

La desafección de los seguidores con la UD ha alcanzado estas últimas semanas de competición unos límites preocupantes. El equipo hace tiempo que no ilusiona y la dinámica en la que se encuentra desde la pasada temporada ha terminado por desembocar en un Gran Canaria desierto y unas gradas vacías. Es inevitable cuando la desilusión se ha vuelto normalidad, los resultados no acompañan y el juego aburre hasta al más apasionado. Además, después de tres campañas seguidas en el que el respetable se acostumbró al caviar con los mejores equipos de Primera visitando cada dos semanas el feudo amarillo, siempre cuesta volver a asimilar el reencontrarse con la Segunda División y los equipos de menor enjundia que la componen.

Porque aunque sea la categoría donde la UD más ha estado en la última década, una vez se prueba el caviar, las lentejas ya no se asimilan igual. Y no solo eso, también ha conllevado a que se haya llegado a esas cifras tan negativas de asistencia como en el último partido ante el Rayo Majadahonda con 7.827 espectadores, o que en el derbi no se hayan llegado a las 20.000 personas de, es que el equipo esta temporada tampoco ha cumplido con las expectativas. En la victoria ante el conjunto andaluz, con la que el representativo se colocó segundo, la afición respondió con una entrada de 21.319 espectadores. Es la mayor asistencias, en el mejor momento del curso, y se daba por hecho que la lucha estaba en el ascenso directo. Meterse en Playoffs sabía a poco.

Pero varios meses después, y tras dos cambios de técnicos, la amargura volvió a la familia amarilla, y en la segunda vuelta, con Las Palmas en caída libre, la asisencia bajó en 4.431 personas con respecto al primer tramo de la temporada. Un descenso en las estadísticas que ni las distintas fórmulas que aplicó el club tratando de premiar a los más fieles con descuentos para la próxima campaña pudo frenar.

Es por ello que uno de los objetivos principales de la entidad es recuperar la ilusión del seguidor de cara al curso que viene y volver a enganchar a la gente. Dar continuidad al proyecto deportivo con Mel tras siete técnicos en los dos últimos años, volver a apostar por la cantera como base para devolver el arraigo y la identidad a un equipo desnortado, y construir un proyecto ganador. Esas son las líneas que el club seguirá para recuperar a su parte más importante: la afición.

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados