Moleiro, durante elpartido de este sábado. / Cober servicios audiovisuales

Un golazo de Kirian para dormir feliz

La UD es sexta, a falta de lo que hagan Ponferradina y Oviedo, gracias a un trallazo del tinerfeño y que vale oro ante el Amorebieta (1-0)

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas duerme por méritos propios en posiciones de playoff gracias a su trabajado triunfo de eset sábado sobre la SD Amorebieta. Un partido ganado desde la paciencia y adornado por el tanto inicial de Kirian al comienzo de la segunda parte.

El técnico García Pimienta entendió que para este partido había que introducir cuatro cambios en el once inicial con respecto a los últimos partidos. Fueron titulares Raúl Navas por Eric Curbelo, Benito por Cardona, el internacional Sub'19 Moleiro en lugar de Óscar Clemente, y el más llamativo de todos, el delantero Rober en lugar de Jesé Rodríguez.

El Amorebieta ofertó lo propio en las contiendas entre grandes y pequeños. Disciplina, rigor defensivo, espíritu de sacrificio y todas las armas características de los equipos con menos recursos. Por eso no extrañó que los primeros minutos se resolvieran mediante un criterio gladiador del fútbol, incómodo para todo aquel equipo que intente bajar el balón al suelo y jugar desde la creatividad. Eso se vio poco.

A base de patadones largos, el conjunto vizcaíno desajustó momentos a los amarillos . A los diez minutos, un balón a la espalda del central Coco lo resolvió Guruzeta con un remate cruzado. Era el primer aviso. No obstante, era el partido que se preveía, muy farragoso, de balones divididos y de juego aéreo constante.

A la UD Las Palmas no le venía bien ese fútbol de correr detrás de la pelota, con pocos espacios y con un contrario férreo en la marca. Era complicado asociarse en las inmediaciones del área del exportero amarillo Santamaría , resguardado por una línea de cinco defensas y un repliegue rápido y eficaz de sus zagueros, El Amorebieta se sentía cada vez más cómodo sobre el terreno de juego. Pasaban los minutos y la primera parte caminaba a morir con el empate a cero inicial.

A fuego lento

En el minuto 39, otro gran centro desde la derecha de Álvaro Lemos fue rematado de manera sensacional por Sadiku, su aliado más fiable en este tipo de aciones de contragolpe. Pero el giro de cuello impecable del albanés se marchó pegado al poste derecho de la meta de Santamaría.

En los 45 primeros minutos fue lo más destacado de una UD Las Palmas que tenía que pensar muy detenidamente la forma de encarar la segunda parte ante un rival que agobiaba sin la pelota.

El golazo de volea de Kirian desde del borde del área en el segundo minuto de la segunda parte cambió el partido por completo. Y eso que fueron los vascos los que probaron fortuna primero con otro remate cruzado de su delantero más talentoso.

Sin embargo, el bello gol del creativo mediocentro tinerfeño sirvió para que Las Palmas se enfundara el mono de faena y jugase para conservar tres puntos de oro. Había que ser prácticos y no cometer errores. El Amorebieta se fue a por todas y provocó de nuevo descuidos y despistes n el equipo amarillo, más nervioso de lo esperado. Los vascos fueron mejores tras el tanto local, y al menos, merecieron en varias ocasiones el tanto del empate. Salvó Álvaro Valles en otro gran paradón a remate de Guruzeta (min. 62).

Nada se movería hasta el final y la UD y su afición tienen motivos para ampliar sus ilusiones.