Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Miguel Ángel Ramírez habla con Deivid Rodríguez, miembro de la dirección deportiva del club, antes del partido en el Heliodoro. Fotos: Cober
La UD digiere el naufragio en Tenerife: «Nuestro éxito está en la permanencia»

La UD digiere el naufragio en Tenerife: «Nuestro éxito está en la permanencia»

Fútbol ·

Dolió perder y la forma en que se hizo, pero la prioridad de seguir en Primera, objetivo encauzado, resta dramatismo al 2-0

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran canaria

Lunes, 8 de enero 2024, 13:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«El verdadero éxito de la temporada vendrá con la permanencia en Primera División».Así se respira en la dirigencia de la UD después del patinzao en el Helidoro, que dolió pero que, también, se relativiza por haberse producido en la Copa del Rey, competición que «no es prioritaria» dentro de los objetivos propuestos para 2024. Presente en el palco del Heliodoro, al presidente de la entidad no le gustó lo que vio en el césped pero, como también ha hecho en momentos de triunfos y elogios, pone luces largas y privilegia la consecución de las metas por encima de los episodios puntuales, sean positivos o negativos.

Noticia relacionada

Miguel Ángel Ramírez encabezó la expedición a Tenerife con el pálpito de que el equipo brindaría una alegría a la afición, con el consecuente añadido que siempre implican los derbis. Y, como le ocurrió en los dos anteriores en el coliseo blanquiazul, tuvo que volver a casa masticando una derrota de difícil digestión. Perder con el rival histórico siempre duele y más cuando el pulso provincial se afrontó con el pedigrí que da estar en la máxima categoría, a diferencia de un adversario que vive instalado en la mitad de la tabla de una categoría inferior.

La tan criticada estrategia de García Pimienta, con rotaciones fracasadas y cambios a destiempo, no pilló de sorpresa a nadie, pues el técnico ya había avanzado que mantendría su plan para la Copa y que contemplaba dar bola a los menos habituales y dosificar a sus jugadores más utilizados en la Liga. La campaña pasada la fórmula también se aplicó, con eliminación, en segunda ronda, ante el conjunto alicantino de La Nucía.

No tuvo la repercusión de ahora por el contexto: nada de iguala a ganar o perder en el Rodríguez López. Independientemente de la conformidad o no con este enfoque, el respeto a lo que determinó Pimienta impera. La soberanía del entrenador es materia sagrada por mucho que, en algunos momentos, sus decisiones puedan generar controversia.

En Pío XII se centran ahora en «pasar página» y dejar lo del Heliodoro como un accidente evitando, además, entrar en terrenos superlativos. La autocrítica tras el encuentro («no estuvimos a la altura», admitió Pimienta) se entiende como el primer paso para que, en adelante, y con independencia de los resultados, no vuelva a repetirse una imagen tan indolente como la que se registró en el coliseo santacrucero. Los futbolistas son los primeros que han reconocido que, efectivamente, no ha lugar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios