Borrar
Directo El Gobierno negocia 'in extremis' el apoyo del PP a la ley de extranjería
Coco, fotografiado este miércoles en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco. Fotos: Cober Servicios Audiovisuales

Coco recibirá el Premio CANARIAS7-Germán Dévora 2023: «Es un orgullo»

Fútbol ·

Será en los prolegómenos del trascendental partido del sábado ante el Alavés y en un Gran Canaria a reventar

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 24 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Si me dicen esto el verano pasado, que me dan un premio como el mejor jugador de la UD de la temporada por votación de la gente, y que, encima, se puede lograr el ascenso a Primera División ese mismo día...». Se queda sin palabras Saúl Coco (Lanzarote, 1999) cuando tiene que opinar por lo que le viene en camino. Lo más importante, el objetivo colectivo y estratégico del club de regresar a la máxima categoría, copa toda la atención e ilusiones.

Pero antes de la gran batalla ante el Alavés y en un Gran Canaria lleno a reventar, Coco recibirá el XII Premio CANARIAS7-Germán Dévora en reconocimiento a su magnífico rendimiento en esta campaña y a falta de certificar el gran éxito que supondría el salto a la Liga de las Estrellas, Fueron los aficionados lo que dictaminaron que quedara por delante de Kirian, Viera y Pejiño, los otros aspirantes al galardón, lo que, a juicio del central internacional, da más valor a este reconomiento.

«Es un orgullo y una satisfacción para mí poder recibir un premio como el que me van a dar. Siempre pongo por delante al equipo, aunque es bonito que la gente valore tu trabajo de esta manera», reconoce el zaguero, auténtica revelación del equipo por hacerse indiscutible a base de bien.

Él mismo admite que su evolución, acelerada desde que enero de 2022 llegó Pimienta al banquillo, le ha sorprendido a escala personal: «Siempre trabajé de la misma manera. En filiales, cuando no tenía minutos, en los momentos en los que me tocó esperar... Pero sabía que llegaría mi momento y, la verdad, estoy muy contento y feliz de poder ayudar a los compañeros en el campo y dando todo lo que llevo dentro».

«Es cierto que no lo he tenido fácil. Me tocó salir de mi casa para ir al Espanyol, vine aquí en filiales y tuve alguna lesión que me lo complicó todo. Pero jamás me rendí y ahora lo que me queda es seguir devolviendo la confianza que depositan en mí», pondera.

Coco asegura que su filosofía de «saber escuchar y aprender» ha complementado a la perfección la cultura de sacrificio que tiene como dogma sagrado para evolucionar en su profesión: «Estoy centrado en lo mío que es entrenar y querer mejorar en todo lo que pueda. La fama y esas cosas que rodean al fútbol no van conmigo. ¿Mi techo? El tiempo dirá, pero ahora me encuentro como en una nube. Estamos a un partido de subir a Primera, que es lo máximo, y comparto con mis compañeros la responsabilidad de dar esa felicidad a la afición».

Admite que la semana «se está haciendo un poco larga» y que no hay nada que deseee más que llegue la hora de saltar al terreno de juego: «Después de un año muy completo a todos los niveles, lo que queremos es recoger el premio a tanto trabajo acumulado. Todo se va a decidir a un partido. Es de película. Por mi parte, será un placer recoger este premio y si el entrenador decide que juego, a morir saldré como el resto para vivir un ascenso que nos merecemos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios