Borrar
Pepe Mel con Momo y Ángel López durante un entrenamiento. C7
Mel avisa sobre el Castellón: «No somos tontos y sabemos que no será sencillo»

Mel avisa sobre el Castellón: «No somos tontos y sabemos que no será sencillo»

Anticipa que el rival «saldrá a morder» por su delicada situación clasificatoria

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 26 de febrero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Que la UD visite mañana (19.30 horas, Movistar LaLiga) al colista de Segunda División, un Castellón que cierra la tabla clasificatoria con 22 puntos, no es sinónimo, a ojos de Pepe Mel, de compromiso fácil para sus futbolistas. Así lo dejó claro en su comparecencia previa al encuentro el preparador madrileño, expresándose, además, de manera bien explícita: «No somos tontos. Sencillo no va a ser y lo sabemos. Ellos van a salir a mordernos. Si no estamos metidos en el partido, nos vendremos, seguro, con una derrota».

«Lo principal para nosotros es asegurar la permanencia lo antes posible y llegar, luego, a los últimos encuentros sabiendo si podemos o no aspirar a algo más. Ahora tenemos que sacarlo todo y tener personalidad. Sabemos que el Castellón nos conoce. Pero nosotros tenemos que fijarnos en lo nuestro, da igual que el rival sea el Castellón, el Espanyol o el Mallorca. Para bien y para mal hemos demostrado de lo que somos capaces anteriormente», indicó.

Mel anticipó que no introducirá más cambios en el once de los necesarios (Maikel Mesa, sancionado, es la única baja respecto al anterior equipo titular), si bien matizó que la UD será «reconocible» en Castalia, y se refirió a las situaciones de Jesé y Kirian, este último novedad después de superar la lesión que le ha tenido de baja desde enero.

«Estamos siendo coherentes con Jesé. Tuvimos una reunión el médico, él y yo y marcamos una hoja de ruta que se ha respetado. Jesé viene de no hacer nada y está en pretemporada. Debe ser importante para nosotros y esperamos su mejor versión. Sobre Kirian, no está al 100% y veré qué soluciones busco», matizó.

En clave de bajas, dijo ser «optimista» con la disponibilidad de Loiodice, quien está a la espera del resultado de unas pruebas que se realizó días atrás en París por sus molestias de pubis, mientras que no pudo ser demasiado positivo con Rober: «Debemos respetar su privacidad pero no está para jugar un partido de fútbol. Esperamos que pronto lo esté porque nos da mucha alegría. El suyo es un proceso lento».

Cuestionado por su renovación, Mel no se salió de su discurso habitual en este asunto: «Que esté hoy aquí sentado significa que tengo trabajo y me siento un privilegiado por ello. a Zidane le ha echado ya tres veces del Madrid y ahí sigue. Y yo voy a defender mi puesto de trabajo lo mejor que pueda, y eso significa que mis jugadores deben ganar partidos. Por lo demás, no depende de mí. Me apasiona mi trabajo y cuando llegue el momento, hablaremos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios