Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 29 de febrero
Rodilla en tierra, mirada al frente y balón entre sus guantes. La seguridad personificada en Valles. Europa Press
Un 2024 de gloria y selección para Valles

Un 2024 de gloria y selección para Valles

Fútbol ·

El meta de la UD se proyecta para el nuevo año después de ser la sensación en 18 jornadas, con un 82% de paradas, más que nadie en Europa

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 30 de diciembre 2023, 19:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El actual Zamora de Primera División y portero al que sus números y excelentes actuaciones le sitúan en el umbral de la selección española, palabras mayores, llegó a la UD, y para el filial, en el verano de 2018, de puntillas y procedente de la Tercera División andaluza. Luego de unos primeros pinitos en el Sevilla FC y terminar su proceso de formación en el enemigo capitalino, el Real Betis Balompié, Álvaro Valles (La Rinconada, 1997) se vio obligado a hacer la mudanza porque no le vieron sitio en Heliópolis y, tras un año en el Gerena, de categoría regional andaluza, tenía que jugársela. O se arriesgaba o se quedaba.

Y no lo tuvo fácil para hacerse sitio en el equipo de meritorios entonces a las órdenes de Juan Manuel Rodríguez, apenas siete partidos en su primer curso en Gran Canaria.

Premio al trabajo

Pero la persistencia y varias circunstancias encadenadas en su demarcación, como la grave lesión de Raul Fernández o el posterior traspaso al Leipzig de Josep Martínez, llamado a ser el titular en adelante, le pusieron en el escaparate del primer equipo y Pepe Mel, sin vértigo a las reválidas a canteranos, hizo el resto propiciando su estreno en Segunda, el 13 octubre de 2019, y en un partido ante el Deportivo en el Gran Canaria (3-0).

A partir de ese momento, con algunas fluctuaciones y alternancias en el banquillo, Valles se sostuvo en la primera plantilla hasta explotar el curso pasado, convertido en indiscutible y héroe en la temporada del ascenso. Si el fútbol de Viera, los goles puntuales de Sandro, la prestancia de Loiodice, la regularidad de Sergi Cardona, Álex Suárez o Eric Curbelo o el impulso anímico que dio la recuperación de Kirian vertebraron el éxito de volver a Primera, qué decir de las paradas de Valles jornada a jornada y convertido en amuleto infalible tras sobreponerse a una lesión de menisco en mitad del camino.

Con todo, en verano el club realizó una inversión en Aarón Escandell, procedente del Cartagena y que, en teoría, venía con galones al proyecto. Pero García Pimienta, que suele poner a los mejores, y así le va, no se planteó debatir la jerarquía bajo palos ni en la máxima categoría. la respuesta de su elegido se sostiene en unos números de impresión y que le colocan entre los mejores del gremio.

Tras 18 jornadas, en las que ha hecho pleno de minutos, ofrece un porcentaje de paradas del 82,56%, según datos de Besoccer, y con un total de 68 intervenciones hasta el momento. Ningún portero en Europa exhibe estos parámetros. Cerró 2023 con un recital en San Mamés y, en semanas anteriores, dejó idéntica tarjeta de presentación en Mestalla, Sánchez Pizjuán, Santiago Bernabéu, Benito Villamarín o El Sadar, escenarios ilustres y en los que la piel de debutante, lejos de pasarle factura alguna, multiplicó su ascendente.

Lo mejor está por venir

Para el 2024 que está al empezar el once de la UD se adivina con un «Valles y diez más» a la luz de su importancia capital. A dos partidos de la renovación automática hasta 2025 y con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, en Pío XII saben que gestionan una joya cuyo valor crece día a día en Barranco Seco, donde se ejercita ajeno al debilitamiento que pueden comportar el elogio y la fama. Es el primero que sabe lo que le ha costado llegar hasta aquí como para dejarse ir.

Centrado en el oficio y con mentalidad insaciable, en junio se tatuó el escudo de la UD como la leyenda «Ascenso 22-23» en la parte posterior de su pierna derecha. Algo para toda la vida. Una señal más del compromiso que le proyectan al nuevo año sin que se le puedan poner límites.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios