y ultradureza

13/05/2018

La emoción y el cambio de alternativas en cabeza de carrera, en categoría masculina, fueron la nota predominante de una décims edición de la Transvulcania llena de sorpresas. La coincidencia con la celebración del Mundial de trail running en Penyagolosa restó estrellas y eso posibilitó una carrera más abierta que nunca

El catalán Pere Aurell -7:37:26- y la sueca Ida Nilsson -8:40:43- se coronaron los reyes de la competición. El fuerte viento reinante en varias zonas del recorrido mermó a los corredores y eso se vio reflejado en los tiempos finales en meta -los peores de los últimos años-. La ultra comenzó con los norteamericanos imponiendo el ritmo, con Coddy Reed de avanzadilla, y el desconocido francés Cedrick de invitado a la fiesta. Pero tras el paso por Los Canarios y camino de el Refugio de El Pilar la situación iba cambiando.

El ruso Dmitry Mityaev tomó el mando y a poca distancia se encontraba un amplio grupo de corredores, con el catalán Pere Aurell entre ellos. A partir del kilómetro 44 Aurell dio un paso al frente camino del Roque de Los Muchachos. Coronó El Roque líder con casi 2 minutos de ventaja sobre Mityaev y casi 4 minutos sobre el francés Thibaut Garrivier, pero entre los 8 primeros solo había 10 minutos de diferencia y todo podía suceder. Quedaba la bajada vertiginosa hasta el Puerto de Tazacorte. Aurell baja bien y aprovechó esta circunstancia para incrementar su ventaja mientras Thevenard y Marco de Gasperi ganaban protagonismo por detrás. Pere Aurell vio en el Puerto de Tazacorte muy cerca el triunfo pero la subida hasta Los Llanos de Aridane, antes de coger la Avenida Enrique Mederos, se le hizo interminable, con problemas físicos. Pero la recta final fue apoteósica y el aliento del público le llevó en volandas a la mejor victoria de su carrera deportiva. Con un discreto crono respecto a ediciones anteriores cruzó la meta como ganador sorprendiendo a todos, como ya hiciera el pasado año Tim Freriks.

Dmitry Mityaev -7:38:22- y Thibaut Garrivier -7:42:49- completaron el podio, con Marco de Gasperi, uno de los grandes favoritos, pisándoles los talones en la cuarta posicion. El primer canario de la ultra fue el grancanario Estanislao Rivero -8:30:54- en una meritoria 18° posición, mientras que Samuel Fernández fue el mejor palmero en entrar a meta.

En categoría femenina, por su parte, Ida Nilsson volvió a reinar en su lugar favorito. Nilsson pasó primera por todos los puntos de control de la carrera mostrando un dominio y, sobre todo, unas ganas enormes de volver a subirse a lo más alto del podio de su prueba. Por detrás se sucedieron los ataques de varias corredoras, pero quién se consolidó como competencia de forma sorprendente fue Mónica Comas. La norteamericana Kelly Wolf y la propia Comas empezaron a recortar distancia una vez que Nilsson se fue sintiendo ganadora y comenzó a especular con su ventaja. Finalmente, la sueca de la sonrisa eterna enfiló la recta de meta entre el aluvión de aplausos con un tiempo de 8:40:43.

Mónica Comas confirmó su segunda plaza ante la sorpresa generalizada sellando su excelente rendimiento con un crono de 8:46:57 y Kelly Wolf apareció en tercer lugar en la línea de meta sellando su primera participación con un tiempo de 8:49:45

La carrera transcurre principamente por la Ruta del Bastón con un contraste grande de terreno y paisaje. La Palma muestra sus encantos gracias a una ultra que está situada entre las grandes a nivel internacional, con un desnivel que la hace diferente y de una exigencia mayúscula, ya que los participantes salen a nivel del mar y suben hasta el Roque de los Muchachos, a 2.400 metros de altitud, para descender nuevamente a nivel del mar.

La Transvulcania destaca por la espectacularidad de su paisaje desde el Faro de Fuencaliente hasta la meta en Los Llanos de Aridane. Ayer hubo de todo: frío, viento y calor en el tramo final, lo que hizo que la dureza fuese todavía mayor para los participantes.