Rafa Nadal, durante una reciente conferencia de prensa en Mallorca. / efe

Sorteo

La suerte esquiva a Nadal en Wimbledon

Al balear, que debutará el martes ante Cerúndolo, le toca uno de los peores cuadros posibles y Alcaraz y Djokovic podrían cruzarse en cuartos

ENRIC GARDINER Madrid

El intento de conquistar el tercer Wimbledon no será nada sencillo para Rafa Nadal. El sorteo del cuadro principal, que tuvo lugar este viernes en las instalaciones del All England Club, le mostró su cara más cruda, con posibles cruces con Matteo Berrettini en semifinales y con Marin Cilic en octavos de final. La sombra del italiano, uno de los mejores jugadores en hierba, si no el mejor, de las últimas temporadas, y del croata, finalista en el Grand Slam londinense en 2017, son solo dos de las muchas que se ciernen sobre el futuro de Nadal en la capital inglesa.

El debut de Nadal, que será el martes, en segundo o tercer turno de la central, sin embargo, apunta a ser el partido más plácido que tenga. Su rival será el argentino Francisco Cerúndolo, semifinalista este año en Miami y una de las grandes esperanzas del tenis de su país tras la marcha de Juan Martín del Potro. Cerúndolo procede de una familia de tenistas. Su padre, el Toto Cerúndolo, fue jugador y entrenador, y su hermano, Juan Manuel, más joven que él, ha ganado ya un título ATP.

Sin embargo, en hierba Francisco Cerúndolo apenas contabiliza tres partidos oficiales jugados, sin contar previas, de los que ha ganado uno, en Queen's hace poco más de una semana, y perdido dos. Si supera el compromiso del martes, el jueves Nadal podría enfrentarse a un especialista como Sam Querrey, que a sus 34 años acumula más de 80 triunfos en hierba. El estadounidense, todo un sacador, sabe lo que es eliminar a Novak Djokovic (2016) y Andy Murray (2017) y disputó las semifinales hace cinco años. La buena noticia para Nadal es que, en su único choque en Londres, el balear salió victorioso en tres sets.

Tras una tercera ronda, hipotéticamente contra Lorenzo Sonego, que ha ganado un título en hierba (Antalya 2019) y alcanzado otra final (Eastbourne 2021), podría aparecer Marin Cilic, finalista en Wimbledon en 2017, doble ganador en Queen's -antesala del tercer Grand Slam del año-, y que sabe lo que es ganar a Nadal en un grande puesto que lo consiguió en Australia 2018. El croata ha sufrido un bajón de juego por las lesiones en las dos últimas temporadas, pero sigue siendo un campeón de Grand Slam (US Open 2014) y ha llegado a cuartos de Wimbledon en cuatro ocasiones en su carrera.

Djokovic, en el camino de Alcaraz

En la barrera de los cuartos de final asoma Felix Auger-Aliassime en, uno de los tres hombres en llevar a Nadal a cinco sets en Roland Garros, mientras que en semifinales mete miedo Matteo Berrettini, el hombre que mejores números acumula en esta superficie y con el que Nadal se entrenó con derrota el jueves en la pista central. El tenista de Roma ha ganado 31 de los últimos 34 partidos en hierba y posee en su palmarés dos trofeos en Queen's y dos en Stuttgart. Además, jugó en Londres la final del año pasado contra Novak Djokovic, que sería el último rival del español en el hipotético camino de Nadal al título.

Tampoco tuvo excesiva suerte Carlos Alcaraz, que debutará contra su verdugo en Roland Garros el año pasado, el sacador alemán Jan-Lennard Struff. El murciano podría cruzarse en cuartos de final con Djokovic y en semifinales con Hubert Hurkacz, reciente ganador en Halle. Alcaraz, que perdió el jueves en la exhibición de Hurlingham contra Frances Tiafoe, jugará Wimbledon por segunda vez en su carrera, después de que en 2021 se quedara en segunda ronda.

En el cuadro femenino, Paula Badosa se estrenará contra la estadounidense Louise Chirico, número 227 del mundo, y Garbiñe Muguruza frente la belga Greet Minnen, número 89 del ránking de la WTA.