Novak Djokovic / reuters

US Open

Djokovic asalta un US Open sin Nadal ni Federer

El serbio es el gran favorito a alzar su Grand Slam número 21 ante la ausencia del resto de maestros

ENRIC GARDINER

Novak Djokovic decidió tomarse un respiro después de su desafortunado paso por los Juegos Olímpicos, donde cayó derrotado por Pablo Carreño en la lucha por el bronce y donde ni se presentó a la pelea por la presea en el dobles mixto. Unos problemas físicos y la necesidad de un descanso le apartaron de la gira norteamericana de cemento, con paradas en Canadá y Cincinnati, por lo que el de Belgrado ha puesto toda su atención en el Abierto de los Estados Unidos, el último gran reto de la temporada.

No podrá ya igualar el histórico 1988 de Steffi Graf, la única persona en la historia en conquistar los cuatro Grand Slam y añadir además el oro olímpico, pero sí podrá convertirse en el primer tenista masculino en abrochar los cuatro 'major' el mismo año desde que lo hiciera el australiano Rod Laver en 1969. Un registro que quedaría en segundo plano porque el gran plato que hay sobre la mesa es el de desligarse de sus dos grandes competidores en el tiempo. Djokovic está ante la primera oportunidad de su carrera de dejar de ser el tercero en discordia y realizar un doble adelantamiento a Rafael Nadal y Roger Federer. Si levanta la copa plateada el próximo 12 de septiembre, sumará 21 títulos de Grand Slam, más que el suizo y el español.

Además, estos le han allanado el camino y es que, ninguno de los dos estará presente en las canchas de Flushing Meadows. Nadal, que tampoco participó en Wimbledon y los Juegos Olímpicos, sigue renqueante de sus problemas en el pie y ha decidido parar para tratarse, aunque eso conlleve el término de la temporada. El balear ya no volverá hasta 2022. Federer, por su parte, tampoco está bien físicamente, como quedó demostrado en Wimbledon, donde su participación quedó empañada en cuartos de final con un 'rosco' incluido. La rodilla aún le molesta y una tercera operación está en camino. Es una incógnita si volverá a vestirse de corto.

Todo se le pone de cara a un Djokovic que tendrá un camino a priori plácido hasta semifinales, donde le podría esperar el mejor Alexander Zverev posible. El alemán se encuentro en el pico de su carrera, después de ganar el oro en Tokio y encadenarlo con el Masters 1.000 de Cincinatti. En total, once triunfos consecutivos que le colocan como uno de los favoritos en el escenario donde alcanzó su primera final de Grand Slam en 2020. Un solo juego le separó entonces del triunfo. El tercer hombre en discordia también sabe lo que es perder una final en Nueva York y es que Daniil Medvedev lo hizo en 2020. El reciente ganador del Masters 1.000 de Canadá intentará redimirse de su gran asignatura pendiente, los Grand Slams.

El último rival de Djokovic será él mismo, puesto que aún está en la retina de todo el mundo su descalificación en 2020, cuando el torneo apuntaba a estar en su bolsillo y tuvo que salir por la puerta de atrás tras pegarle un pelotazo a una juez de línea durante un partido con Carreño. El debut del serbio será este martes ante el joven Holger Rune, de 18 años y al que ya conoce de haber entrenado con él en Montecarlo.

En cuanto a los tenistas españoles, que presumen de doce figuras en el cuadro masculino, récord desde 2013, Carreño se medirá contra Maxime Cressy; Jaume Munar, contra Aslan Karatsev; Roberto Bautista, contra Nick Kyrgios; Pedro Martínez, contra James Duckworth; Feliciano López, contra Bernabé Zapata; Albert Ramos, contra Lucas Pouille; Roberto Carballés, contra Tommy Paul; Alejandro Davidovich, contra Marco Trungelliti; Carlos Taberner, contra Botic Van de Zandschulp; Pablo Andújar, contra Mikhail Kukushkin y Carlos Alcaraz, contra Cameron Norrie.