Garbiñe Muguruza . / EP

Segunda ronda

Descalabro de Garbiñe Muguruza

La francesa Alize Cornet despide a la española en la segunda ronda del Grand Slam australiano

ENRIC GARDINER

Era el torneo para que Garbiñe Muguruza volviese a la senda de la victoria en los Grand Slams, pero se pegó un castañazo. Eliminada en segunda ronda y contra una jugadora de perfil bajo como Alize Cornet (número 61 del mundo), quien eso sí, hizo uno de los mejores partidos de su carrera. No en vano esta fue su primera victoria contra una 'top tres' desde Madrid 2015. La francesa, en menos de hora y media, echó a la española del torneo por un doble 6-3 y amplía la maldición de Muguruza en Melbourne, donde solo ha llegado a cuartos de final en dos ocasiones (2017 y 2020).

No fue de los mejores días para la española, que cometió 33 errores no forzados, el doble que su rival y que estuvo muy insegura al servicio. Lo cedió tres veces, pero es que concedió hasta doce bolas de rotura mientras que ella no pudo generar ni una contra la tenista gala. Cornet le había ganado en su último enfrentamiento, en la hierba de Berlín la temporada pasada, pero esta vez fue muy diferente, como si la favorita en la Rod Laver Arena fuera la francesa. Con un nivel de confianza exuberante apartó a Muguruza y termina con la inercia positiva que consiguió hace dos meses en la Copa de Maestras. Los Grand Slams siguen apuntados como la asignatura pendiente de Muguruza, que no gana uno desde 2017 y desde entonces solo ha llegado a una final, en este mismo escenario en 2020.

Bautista y Andújar, a la siguiente ronda

Roberto Bautista, sin embargo, solo se dejó cuatro juegos en su escalada en el torneo y batió a Philipp Kohlschreiber (6-1, 6-1 y 6-3) en apenas hora y media de partido. El castellonense se planta por sexta vez en la tercera ronda y buscará la segunda semana contra el estadounidense Taylor Fritz, cabeza de serie número 20 y que se ha visto las caras seis veces con el español. Bautista domina cómodamente el cara a cara con cinco victorias por una sola derrota, ocurrida en 2019 en tierra batida.

También superó su duelo de segunda ronda Pablo Andújar, que venció al eslovaco Alex Molcan por 6-4, 7-6 (6), 0-6 y 6-1. Es la primera vez que el conquense gana dos encuentros seguidos en Melbourne Park y se ha ganado el derecho a pelear por meterse en octavos contra una piedra de toque. Jugará contra el local Alex de Miñaur, que le ha ganado en su último enfrentamiento previo. Andújar le venció hace cuatro años en un Challenger en Alicante.

El que lo tenía muy complicado y no pudo dar la sorpresa fue Alejandro Davidovich, que cayó en una excepcional batalla contra Felix Auger-Aliassime, por 7-6 (4), 6-7 (4), 7-6 (5) y 7-6 (4). El canadiense necesitó de casi cuatro horas y media para inclinar a Davidovich y dejar al español sin la que hubiera sido su tercera presencia en una tercera ronda de un Grand Slam.