Djokovic celebra su victoria este lunes en Turín ante el griego Tsitsipas. / efe

Djokovic es el favorito para ganar el trofeo de maestros

Tras las derrotas de Nadal y Medvedev, el tenista serbio no falló en su estreno contra el griego Tsitsipas en la edición de este año de las Finales ATP

ENRIC GARDINER

Había perdido Rafael Nadal, había perdido Felix Auger-Aliassime y había perdido Daniil Medvedev. Entonces llegó el gran favorito para alzarse este año con el trofeo de maestros: un Novak Djokovic intratable que pasó este lunes por encima del griego Stefanos Tsitsipas (6-4 y 7-6 (4)) y logró su primera victoria en la Copa de Maestros.

El campeón serbio, candidato número uno a alzar su sexto título en las Finales ATP, dio una clase de cómo presentarse en esta clase de eventos. Lejos de la falta de ritmo de Nadal o de los titubeos de Medvedev, Djokovic despachó a un Tsitsipas muy en forma en poco más de una hora y media.

Un triunfo que se forjó en la negativa del serbio a fallar. Apenas cometió doce errores no forzados ante un rival que hace escasos días en París le empujó hasta un tercer set decidido en el 'tie break' definitivo. Era el aviso con el que arrancaba su andadura en Turín Djokovic. Tsitsipas, campeón aquí en 2019, es un rival peligrosísimo.

Pero el gancho del griego perdió golpe cuando en el primer juego entregó su servicio. Un despiste que en este tipo de pistas se paga carísimo. Con un Djokovic entonado que solo perdió cuatro puntos al servicio en toda la manga, Tsitsipas tuvo imposible recuperar la rotura y se vio abocado a un 6-4 que le complicaba en exceso el partido.

No se dejó ir el griego, que tenía en la mente las siete derrotas consecutivas con Djokovic. Aun así, se resistió a irse, se endureció al servicio, no concedió ni una pelota de rotura y se generó una a favor, en el cuarto juego, pero el de Belgrado sobrevivió y aguantó la embestida hasta el desempate.

Era la oportunidad para que Tsitsipas diera un paso al frente, pero se desinfló muy pronto. Djokovic se hizo, a merced de un servicio impecable y de subidas precisas a la red, con un 5-1 de un valor incalculable. El tenista de Atenas respiró al escalar hasta el 5-4 y pasó la pelota al tejado de Djokovic, que ni pestañeó. Un golpe ajustado, un servicio que no se podía devolver y primera victoria al bolsillo.

Cerca del récord de Federer

Este triunfo no solo pone a Djokovic al frente del Grupo Rojo de las Finales, sino que también le mete entre los ocho mejores del mundo y le acerca a igualar el récord de Federer en el torneo de maestros. El serbio está igualado a cinco títulos con Ivan Lendl y Pete Sampras y de ganar su primer título aquí desde 2015, igualará el registro histórico del suizo.

Djokovic, además, es el primer favorito en ganar en Turín, después de las derotas de Auger-Aliassime, Nadal y Medvedev, que se vio superado por un arrollador Andrey Rublev.

En el duelo de rusos, Rublev se impuso por 6-7 (7), 6-3 y 7-6 (7) después de desperdiciar siete puntos de set en el primer parcial y de perder cuatro puntos de partido en el desempate del tercer parcial.

Rublev complica la clasificación a Medvedev, que tendrá que ponerse las pilas y ganar los dos siguientes encuentros si quiere aspirar a ganar su primer título en este campeonato desde 2020 y vengar la final que perdió el año pasado contra Alexander Zverev.

Este martes volverá a la competición Nadal, que jugará contra Auger-Aliassime a partir de las 14:00 horas, mientras que Casper Ruud y Taylor Fritz cerrarán la segunda jornada del Grupo Verde no antes de las 21:00 horas.