Kirian regresó lastimado del doble desplazamiento, pero ha ido evolucionado bien. / COBER

Semana clave para recuperar lesionados: Kirian, Aythami y Pejiño podrían volver

Hay optimismo para que se aligere una enfermería en la que todavía han de permanecer más tiempo otros jugadores como Araujo, Sergio y Ale Díez

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Ya sin partidos entre semana, tras medio mes de compromisos intercalados, y con suficientes días por delante para preparar el compromiso venidero ante el Alcorcón (domingo, 17.15 horas, en el Gran Canaria), parte de la atención del cuerpo técnico está puesta en la enfermería, atestada hasta la fecha pero con bastantes probabilidades de ofrecer buenas noticias en los próximos días.

Y es que Pepe Mel se ha visto privado en los últimos tiempos de varias de sus piezas predilectas por imperativo médico y a cuenta de dolencias de distinta gravedad. Hablar de Araujo, Sergio Ruiz, Aythami, Pejiño, Kirian y, retrocediendo un poco, Ale Díez es hacerlo de titulares sin discusión. Y gestionar la competición con tantas bajas tampoco es tarea fácil, dado que resulta inevitable que el grupo termine resintiéndose de una nómina de ausencias de tal calibre.

El transcurrir del calendario puede y debe traducirse en novedades de carácter positivo en, al menos, la mitad de los implicados. Fuentes del club consultadas por este periódico confirman que, dentro de la debida prudencia que se aconseja, «la idea es que estén disponibles para jugar ante el Alcorcón Kirian, Aythami y Pejiño», mientras que Araujo y Sergio Ruiz no tienen fecha marcada y con Ale Díez no se cuenta, como mínimo, hasta enero.

Todas las bajas referidas afectan a jugadores de primer rango y con la condición de titulares cuando han estado aptos

Kirian, que resultó dañado en un tobillo por un pisotón el pasado miércoles en Lugo, ha ido evolucionando bien de la articulación afectada. No jugó en Ponferrada y, con el descanso y tratamiento que ha tenido, se confía en que tenga suficiente margen para ponerse a las órdenes de Mel.

El susto inicial, que hizo temer consecuencias peores, ha quedado en eso y el dolor ha ido remitiendo. Si no surgen contratiempos, el tinerfeño podrá regresar sin más demora atendiendo a sus buenas sensaciones en las últimas horas.

En lo que respecta a Aythami, que no ha podido intervenir en las tres últimas jornadas, la incomodidad que padecía en el talón de Aquiles se ha ido rebajando y el capitán ha sumado, igualmente, lo que le han recomendado desde el departamento médico para agilizar su recuperación. Los resultados permiten augurar su vuelta inmediata. En estos días se probará y saldrá de dudas, aunque se espera que mantenga los avances.

En cuanto a Pejiño, una rotura fibrilar que se le produjo en la octava jornada, con motivo de la visita al Cartagena, le ha tenido hasta ahora sin aparecer en las alineaciones. Hasta que se lastimó, el andaluz estaba siendo uno de los fichajes con rendimiento más sobresaliente. Ya lleva mes y medio fuera, entre otros motivos porque se ha querido evitar riesgo de recaída.

La semana pasada evidenció que estaba en la fase final de su recuperación y la ilusión de todos es que, en el programa de trabajo que hoy arranca, ya se le pueda ver como uno más y a lo largo de los días coja fondo físico para, al menos, entrar la convocatoria.

La UD ha echado en falta sus carreras y verticalidad y que regrese a la rueda será, indudablemente, motivo de celebración para todos.