De Argentina a Gran Canaria

«Feliz se juega mejor al hockey»

18/04/2018

Eugenia Bianchi lleva dos años afincada en Gran Canaria haciendo lo que más le gusta: jugar al hockey. La Unión Deportiva Taburiente la fichó vía Facebook y, al poco tiempo, fue convocada para hacer las pruebas en la Selección italiana, país que compite por primera vez en la copa mundial.
Las Palmas de Gran Canaria

ETIQUETAS:

En Argentina, el deporte de las mujeres por antonomasia es el hockey hierba. Allí, las jugadoras de la selección nacional son famosas y las niñas las paran por la calle para fotografiarse con ellas. La propia Bianchi admite que destacar en su propia patria es complicado porque el nivel es altísimo: «Son las mejores del mundo».

Euge, como la llaman sus amigas, es natural de Lomas de Zamora, al sur de Buenos Aires. «En mi club somos 3.500 jugadoras y tenemos un solo campo para todas», explica la deportista, que fichó hace dos años por la Unión Deportiva Taburiente, el equipo grancanario que compite en División de Honor. Contactaron con ella a través de Facebook porque «así funcionan los clubes en Europa» y porque con la cantera no les da, dice.

En su país «el hockey es amateur. Nadie le paga a los jugadores. Todo lo contrario, pagas una cuota al club para poder jugar», afirma Bianchi, que valora mucho las buenas instalaciones de España para su deporte.

La deportista está encantada en Gran Canaria. Eso sí, tiene la vista puesta en el mundial de Londres, que se celebra el próximo julio y para el que trabaja duro día a día. Bianchi tiene todas las papeletas para ser convocada por la Selección Italiana para este encuentro pero la competencia es alta. «Todo es trabajo nuestro, para estar en un seleccionado nacional tienes que tener un plus», explica la joven, que viaja una vez al mes junto a su compañera Giuliana Ruggieri, también de la UD Taburiente.

«Que me paguen por hacer lo que más me gusta en la vida es el mayor premio que puedo tener. Mas allá de que haya tenido ofertas económicas mejores, me siento a gusto aquí y sé que mi nivel de rendimiento pasa por las ganas que yo le ponga a esto. El factor psicológico es tanto o más importante que el factor táctico», resume Bianchi.