Opositores para la plaza de Pedri

15/10/2019

El futbolista tinerfeño, la gran sensación de la Segunda División, se marcha de Gran Canaria para concentrarse con la selección española sub-17 de cara al Mundial de Brasil. Su vacío abrirá una puerta en la banda: Kirian y Cedrés la quieren

La baja de Pedri abre la puerta en el costado izquierdo. El tinerfeño se perderá, como mínimo, tres partidos con la UD debido al Mundial de Brasil. Y ahí es donde va a tener Pepe Mel un problema grave. El juvenil ha deslumbrado a todos a base de buen juego, goles y asistencias que han valido puntos en el casillero amarillo. Su talento estará al servicio de la selección española sub-17 y Las Palmas tendrá que sobrevivir sin sus malabares.

Pepe Mel es consciente, pues Pedri se ha convertido en la gran sensación de la temporada, y ya trabaja para suplir a su niño prodigio. Para ello, y con las bajas que tiene en las alas (Benito aún no está disponible y a Drolé no se le espera hasta marzo de 2020), el estratega madrileño tiene dos opciones para tapar el agujero: Kirian Rodríguez y Cristian Cedrés. El primero, tras cuajar un gran partido saliendo como titular contra el Deportivo de La Coruña el pasado domingo, tiene todas las papeletas de mantenerse en el once inicial aun con la vuelta de Ruiz de Galarreta a la sala de máquinas. El segundo, que entró en la segunda mitad ante los gallegos, pugna también por ser el elegido y recuperar los galones que adquirió durante el tramo final de la campaña pasada.

Kirian Rodríguez ya sabe lo que es jugar en los costados, aunque no es su posición natal (es un mediapunta al uso). Durante la pretemporada alternó en todas las zonas del centro del campo hacia adelante y ya ha reconocido públicamente que está capacitado y tiene oficio suficiente para adaptarse al rol que le pida el entrenador. Además, las buenas sensaciones que plasmó el otro día reivindican su candidatura.

Por otra parte, el nervio y el descaro de Cristian Cedrés siempre es seria opción. El exjugador de la cantera del Real Madrid y del Villarreal, tras lesionarse durante la preparación estival, ha tenido que adoptar un papel casi residual, pero este puede ser su momento. Las prestaciones del grancanario el curso pasado, con gol en el derbi del Heliodoro Rodríguez López incluido, fueron inmejorables. Sus actuaciones se han visto reducidas porque, cuando empezó a entrenar con el resto de los compañeros, Srnic se había ganado continuar en el equipo inicial, así como el buen nivel general del conjunto amarillo, donde, a día de hoy, es complicado que se produzcan cambios. Lo que funciona no se toca. Esa es la regla no escrita en el mundo del fútbol y Mel la sigue a rajatabla.

Pero ahora, sin Pedri, hay una vacante y dos serios opositoras para cubrirla. Kirian o Cedrés. Cedrés o Kirian. Solo uno cabe, por el momento, en el once titular de Mel. Ante el Cádiz, este viernes en el Ramón de Carranza, se saldrá de dudas. La técnica de Kirian para dominar el fútbol o la verticalidad de Cedrés para competir a los golpes con el cuadro gaditano.

Lo que está claro es que cubrir al juvenil va a ser un dilema para Mel. Eso sí, el técnico madrileño ya ha demostrado estar capacitado para combatir contra cualquier rival en la categoría de plata pese a las dificultades y las bajas. Miren a Pekhart. De defenestrado a artífice directo de las victorias de Las Palmas. Igual que Srnic, un fijo ya por el costado derecho.

Con todo, en el Carranza se baten en duelo dos de los conjuntos más en forma de la categoría. Primero contra quinto clasificado (a falta del choque de mañana entre el Real Zaragoza y el Fuenlabrada. Puntuar en tierras gaditanas puede confirmar la resurrección de una UD que, con Viera a los mandos, quiere soñar con algo mayor que la consecución de la permanencia.