Johann Zarco celebra su pole en Silverstone. / Paul Childs / reuters

GP de Gran Bretaña

Aleix Espargaró salva los muebles y Zarco se lleva la pole

El francés se impuso en una sesión protagonizada por el español, que logró la sexta plaza después de sufrir una durísima caída en el último entrenamiento libre

BORJA GONZÁLEZ

A falta de menos de 25 minutos para el final del último entrenamiento libre de MotoGP en el Gran Premio de Gran Bretaña, la Aprilia lanzaba por los aires a Aleix Espargaró mientras rodaba a 186km/h. El piloto español, segundo del Mundial y uno de los favoritos para la carrera, impactaba con violencia contra el asfalto, golpeándose el pie derecho.

Los comisarios de pista sacaban al piloto en una camilla, aunque poco después ya se le podía ver apoyar la pierna en el suelo. Espargaró se subía a una scooter y se iba directo al centro médico del circuito de Silverstone, donde tras revisarle se descartaba que sufriese lesiones de importancia. Y de ahí directo a su box para, pese al dolor y la visible cojera, intentar salvar la papeleta en un oficial en el que pretendía luchar por la pole.

Tras su primer intento, Espargaró firmaba el duodécimo y último tiempo. En el segundo y definitivo, apretando los dientes, se colocaba primero siendo el primer piloto en bajar con una moto del minuto y cincuenta y ocho segundos en el trazado británico, mejorando el récord que ostentaba Marc Márquez desde 2019. Aunque esto no fue suficiente para darle la pole, en un día en el que se volvió a volar, sí que le sirvió para salvar un momento complicado, y más viendo que su rival, el líder Fabio Quartararo, no pasaba del cuarto puesto, con Pecco Bagnaia, ganador en Assen, colocado entre ellos dos. Por delante, Johann Zarco, que fijó el récord y se llevó la pole, Maverick Viñales, compañero de Espargaró, que ahora sí que parece haber llegado para quedarse (o regresar) a los puestos delanteros, y Jack Miller.

«La mejor manera de ayudarle es mantenerme delante, y creo que también es la mejor forma de ayudar a Aprilia», explicaba Viñales sobre qué puede hacer en carrera para echar un cable a su compañero, cuya marca prefería dejar en duda su participación en la prueba hasta ver cómo se levanta. «No hemos hablado de nada en este sentido. Es una cuestión de estar una posición en la que quizá le pueda ayudar, pero en mi mente lo que tengo ahora mismo es tratar de entrar en las posiciones de cabeza lo más rápido posible. En MotoGP ahora mismo las diez primeras vueltas son decisivas y quiero estar ahí, peleando. Y, por supuesto, si tengo la oportunidad de ayudarle, lo haré. Estoy muy centrado en mi trabajo en estas últimas carreras y cada vez estamos yendo más rápido», añadía.

Y es que esa labor de equipo es uno de los factores con los que quiere jugar Aprilia para tratar de pelearle el título a Quartararo, que contará con el hándicap de tener que cumplir con una penalización de vuelta larga en Silverstone. «Alguna gente cree que perdemos ocho décimas, pero perdemos mucho más», analizó el francés en referencia a un comentario de Espargaró en el que precisamente valoraba en ese tiempo la posible pérdida por la sanción, algo que le parecía ridículo.

«Prefiero ir un poco más lento y no tomar riesgos excesivos que ponerme en el límite y arriesgarme a una caída o a tener que hacer otro long lap. Una o dos décimas no van a cambiar mi vida teniendo 20 vueltas por delante», señalaba el líder del Mundial, uno de los favoritos a la victoria visto el ritmo de entrenamientos (y a que ya fue el vencedor en Inglaterra en 2021), algo en lo que también demostró un gran nivel el autor de la pole, Zarco, que pese a no ser incluido en la pelea por el campeonato es ahora mismo el tercero de la general, a 58 puntos de su compatriota.

Pole española en Moto2

El que aparece como favorito más claro en Moto2 es Augusto Fernández, que corroboró este extremo con su primera pole de la temporada, en el que quizás es su mejor momento deportivo: llega después de haber ganado las dos últimas carreras lo que le permitió empatar a puntos con el líder de la general, Celestino Vietti, quinto en la parrilla y pendiente de cumplir, como Quartararo, una penalización de vuelta larga. El tercero del Mundial, Ai Ogura, a un punto de Fernández y Vietti, saldrá tercero.

Más complicado lo tendrá el líder de Moto3, Sergio García, con muchas dudas a lo largo de todo el fin de semana y que solo pudo conseguir el undécimo puesto de la parrilla, mientras que su principal rival, Izan Guevara (está a tres puntos) firmó un muy buen segundo para extender su racha de seis podios consecutivos y tratar de alcanzar el liderato de la cilindrada pequeña.