Marc Márquez, exultante en Sachsenring / afp

GP de Alemania

Márquez: «Lo que he hecho ha sido seguir mi instinto»

El español volvió a lo más alto de un podio 581 días después de su última victoria. Un momento de máxima emotividad para él, que ha atravesado un auténtico calvario desde que se lesionase en julio de 2020 en Jerez

BORJA GONZÁLEZ Sachsenring

-¿Ha podido asimilar esta victoria?

-Aún no acabo de darme cuenta de lo que ha ocurrido… Es cierto que ha sido un momento difícil de mi carrera y que esta victoria me va a ayudar mucho a continuar, porque cuando estás en una situación como esta, que vienes de tres ceros consecutivos, no es fácil continuar, tampoco desde el punto de vista físico. Así que cuando crucé la línea de meta pensé en todas aquellas personas que me han ayudado a poder estar hoy aquí y la verdad es que es imposible salir de una situación así sin la ayuda de más personas, del equipo, de los médicos, del fisio, la familia, los amigos, porque de aquí no se sale solo. Es probable que en la próxima carrera volvamos a nuestra situación real pero ahora es el momento de agradecerles a todos ellos, sobre todo a Honda por el respeto que me han mostrado durante todo este tiempo. Es algo que verdaderamente aprecio muchísimo. Esta ha sido una gran victoria para mí, para el equipo y para Honda.

-¿Cómo ha sido la carrera?

-Ya dije el jueves que este iba a ser el primer fin de semana en el que iba a poder pilotar con menos limitaciones físicas al haber muchas menos curvas a derechas, con lo que había menos curvas en las que perder el tiempo y aunque en las curvas a izquierdas no me siento al ciento por ciento de posición, no tengo ninguna limitación como para afrontarlas e ir rápido. Y todos estos elementos nos ayudan. Y, además, hoy he hecho la salida perfecta, también he hecho una primera vuelta perfecta y luego cuando he visto que caían algunas gotas he pensado 'esta es la mía'. Y continué tirando y empujando igual que antes cuando estaba completamente seco y conseguí una distancia. Pero cuando vi que Miguel (Oliveira) me recortaba las diferencias tuve mis momentos de duda, era difícil empujar porque estaba pensando más que en la situación dura o difícil en los tres ceros consecutivos que llevaba en las tres últimas carreras, y por eso era importante llevar la moto hasta el final de la carrera.

-¿En qué momento del año pasado pensó que no volvería a verse en esta posición?

-Cuando sufrí la lesión siempre tuve la sensación de que volvería y fuerte. Pero la primera vez que piloté una moto de MotoGP en Portimao pensé uf, estoy lejos de mi nivel'. Y ese momento me resultó muy duro. Y también las siguientes carreras, pero lo que hice fue evadirme de los comentarios y concentrarme en mi equipo y escuchando a aquellas personas que querían ayudarme y busqué algunos comentarios que me ayudasen, como la llamada con Mick Doohan en Mugello, porque el pasó una situación parecida en 1992 y 1993 y pasé treinta minutos hablando con él y no hacía más que escuchar. Su situación era como si fuese la mía, con los mismos problemas sin pilotar como quieres y cometiendo errores, 'en algunas carreras irás rápido y en otras lento y no sabrás por qué', todos esos problemas que he tenido yo también esta temporada y que fueron los que él sufrió en el pasado. Me ayudó muchísimo.

-¿En qué momento del año pasado pensó que no volvería a verse en esta posición?

-Esta es diferente, no sé por qué, no me siento eufórico pero quizás a lo mejor lo asimile cuando llegue al box, pero es cierto que esto nos va a ayudar pues era difícil a nivel mental tras tres ceros consecutivos y lo fácil habría sido cortar y acabar en el podio. Pero no es mi mentalidad y yo quería seguir trazando mi línea y siguiendo mi instinto. El jueves me llamó Alberto Puig y fue muy directo: 'ya sabes lo que tenemos este fin de semana'. Y no tuvo que decir nada más. Pero luego estuvo la parte racional que es Emilio Alzamora, que me dijo que tuviese cuidado, que un top cinco era suficiente, pero lo que hice fue seguir mi instinto. Hoy al hacer la salida perfecta y ver que me iba presionando Miguel pero que podía, pensé que era mi día.

-¿Hasta dónde cree que puede llegar este año?

-Siendo realista no lo sé, ni me importa. Estoy a noventa puntos de Fabio (Quartararo) y estamos hablando de pilotos de MotoGP, por lo que me da lo mismo acabar segundo, tercero o cuarto, si no vas a ganar da lo mismo porque nadie se acuerda de quien hizo segundo en 2005, yo no lo recuerdo, así que creo que nadie lo recuerda, sólo se recuerda a los que ganan. Trataremos de trabajar arduamente pero hoy es un día para disfrutar.