Marco Bezzecchi durante el entrenamiento. / AFP

GP de Tailandia

Los sábados son de Ducati

La marca italiana vuelve a acaparar la primera fila de la parrilla de MotoGP en Tailandia con la pole del rookie Marco Bezzecchi, seguido de Jorge Martín y Pecco Bagnaia

JESÚS GUTIÉRREZ

En lo que va de año se han disputado un total de diecisiete Q2 en el mundial de MotoGP y en trece ocasiones el piloto que ha salido desde la primera posición en la parrilla lo ha hecho con una Ducati. El dato es escandaloso de por sí, pero es más demoledor si se tiene en cuenta que siete de sus ocho pilotos han logrado al menos una pole, lo que deja claro que el factor diferencial a una vuelta es la moto, por encima del piloto. En Tailandia se ha estrenado Marco Bezzecchi, rookie en la categoría reina, y que arrebató en el último segundo esa primera posición al español Jorge Martín.

Junto a los dos pilotos de las estructuras satélites de Ducati, estará en primera fila el jefe de filas de la escudería italiana, Pecco Bagnaia. El italiano es la principal baza de la fábrica para lograr un campeonato que se le torció hace una semana en Japón, por una inoportuna caída en la última vuelta de carrera. Tendrá una nueva oportunidad para reducir la desventaja con el líder Fabio Quartararo, que a día de hoy está en 18 puntos. El francés no deja de hacer magia con su Yamaha ya que, a pesar de estar en franca inferioridad mecánica, saldrá cuarto en parrilla emparedado entre las motos italianas, con tres Ducati delante y otras tres detrás.

El tercer aspirante al título, Aleix Espargaró, ha igualado su peor posición en parrilla este año y saldrá decimotercero. Está siendo un fin de semana muy complicado para el piloto español. Pese a firmar «una vuelta perfecta» según él en la Q1, no pudo siquiera clasificarse para disputar la Q2. Los problemas han sido los mismos todo el fin de semana, la Aprilia no encuentra tracción en la salida de las curvas y derrapa, con lo que pierde mucho tiempo en las aceleraciones. Su única opción pasa por ganar posiciones en la salida e intentar acabar lo más arriba posible. El catalán da por hecho que el domingo estará por detrás de sus rivales, así que intentará que la sangría de puntos sea la menor posible. Su gran aliado podría ser el tiempo, porque si llueve en carrera, y en Tailandia puede pasar en cualquier momento, todo lo que sea lío jugará a su favor.

La salvada de Márquez

Después de ser el más rápido en el primer entrenamiento libre del viernes, había muchas expectativas puestas en el piloto de Cervera, por mucho que él siempre se empeñe en rebajarlas. Una bandera amarilla en el FP3 le obligó a pasar por la Q1, que solventó sin problemas porque ese no era su sitio. Ya en la Q2 definitiva, Márquez hizo un primer intento de seguridad con un neumático usado, para tener al menos una vuelta rápida. Le quedaba todavía un neumático nuevo para un segundo intento donde lo iba a dar todo. En esas estaba cuando en la última curva del circuito, perdió la parte trasera de su Honda y estuvo a punto de irse al suelo. Pudo levantar la moto, en una de esas salvadas marca de la casa y a derechas, por cierto, con su brazo operado cuatro veces.

«Es el primer gran premio desde hace mucho tiempo en el que estoy empezando a sacar el jugo de la Honda, que cuesta, pero estoy empezando a pilotar como quiero. Se me ven sustos, se ve que se me descoloca la moto en la frenada, pero nunca había pilotado así en el último año y medio». Es otro mensaje de optimismo que ha dejado Márquez tras firmar un octavo puesto con el que partirá desde la parrilla. Hace una semana en Japón ya demostró que puede acabar una carrera con solvencia, aunque todavía no se ve para luchar con los primeros. Para él, una posición realista sería pensar del quinto al décimo, aunque el ritmo está muy igualada por delante y con Márquez nunca se sabe.

Aunque la categoría reina es la de MotoGP, en Tailandia se vivirá con locura la carrera de Moto2, y es que desde la pole de la categoría intermedia partirá el ídolo local Somkiat Chantra, que en este circuito tiene una grada de animación solo para él. El tailandés ya ha hecho historia, al lograr la primera pole mundialista para su país y la fiesta podría ser de órdago si el domingo está en el podio. El mejor español en Moto2 ha sido Pedro Acosta, que saldrá cuarto, mientras que el líder Augusto Fernández lo hará desde la octava posición y por detrás de su principal rival por el título, el japonés Ogura, que saldrá tercero. En Moto3 la pole se la ha llevado Dennis Foggia, con el valenciano Jaume Masià en segunda posición, y los dos españoles que se están jugando el título muy retrasados: Izan Guevara saldrá 11º y Sergio García 20º. Las carreras se disputarán por la mañana en horario peninsular: a las 7:00 la de Moto3, a las 8:20 la de Moto2 y a las 10:00 la carrera de MotoGP.