Albert Arenas, durante las primeras curvas de la carrera. a / EFE

GP de Cataluña

El mal menor para Arenas

El español pierde el liderato de Moto3 en un día gris del nuevo jefe de la categoría, Ogura

BORJA GONZÁLEZ Barcelona

La carrera de Moto3 del Gran Premio de Cataluña dejó dos lecturas. Una, la de la pelea por la victoria y por los puestos de honor; otra, la de la general. Dos líneas que se separaron cuando a 16 vueltas para la conclusión el tercero en el Mundial, John McPhee, y el más veterano de la categoría, cometió un error de principiante en la curva 4 al tratar de rebasar al primero, Albert Arenas, perdiendo el punto de frenada y yéndose al suelo- Una caída en la que se llevó consigo al piloto español.

Esa maniobra dio un vuelco al juego del título, al que Arenas había llegado con cierta ventaja después de clasificarse cuarto en la parrilla y ver cómo su perseguidor, Ai Ogura, sufría y quedaba en una retrasada vigésimo cuarta posición. Una ventaja que se esfumó por el error del escocés.

A partir de ahí el paso de las vueltas se centró en ver quiénes se llevaban los premios, y qué iba a ser capaz de hacer el japonés, que durante un buen rato estuvo fuera de los puestos que dan derecho a los puntos. Aunque el lento ritmo que terminó imponiéndose en la cabeza le permitió no descolgarse.

La victoria, la primera en el Mundial, se la llevó el sudafricano Darryn Binder, hermano pequeño del MotoGP Brad, que esta vez no hizo una de sus típicas pifias, movido por su impetuosidad, por delante de los italianos Tony Arbolino y Dennis Foggia.

Sergio García y Alonso López, desaparecidos durante este año, consiguieron brillar y terminar cuarto y quinto, respectivamente. Ogura pudo cruzar la meta undécimo, un resultado que le permite tomar el liderato de Moto3 con tres puntos de ventaja sobre Arenas. Un mal menor para el piloto español que con el pobre resultado de su rival consigue mantener sus opciones de hacerse con el título de la categoría.

Temas

Moto2