Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 19 de junio
Jorge Martín (c), entre Marc Márquez y Maverick Viñales tras la carrera al sprint del GP de Francia. AFP
Victoria plácida de Martín al sprint y remontada inesperada de Márquez
GP de Francia

Victoria plácida de Martín al sprint y remontada inesperada de Márquez

El madrileño arrasa en la carrera corta, el catalán renace desde la 13ª posición de la parrilla y Viñales completa el triplete español en Le Mans

Jesús Gutiérrez

Le Mans

Sábado, 11 de mayo 2024, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El sábado del Gran Premio de Francia comenzaba con sorpresa después de que Marc Márquez no pudiera pasar a la Q2 desde la Q1. El piloto de Cervera se había complicado la vida el viernes, con una caída que le llevó a disputar esa siempre peligrosa repesca, y una vez allí no era capaz de lograr una de las dos plazas que le permitirían pasar a la calificación definitiva. Es cierto que dos de sus vueltas se vieron condicionadas por un susto que le obligó a abortar en primera instancia y una bandera amarilla, que canceló su mejor vuelta. Pero tan cierto como que Márquez no había estado cómodo en todo el fin de semana y esa 13ª posición en parrilla era reflejo de su sensación con la Ducati en Le Mans.

Mientras que Márquez sufría lo indecible, Jorge Martín dominaba un fin de semana como pocas veces. Ya había sido rebajado el récord del circuito de Le Mans el viernes y este sábado subió la apuesta en la Q2, destrozando el crono y siendo el único mortal sobre dos ruedas que completó en menos de 90 segundos (1'29.919) un giro en el histórico trazado galo. Y eso que se fue al suelo en los instantes finales de la Q2, pero el madrileño lograba otra pole por delante de Pecco Bagnaia y de Maverick Viñales. Los tres teóricos favoritos para la carrera corta del sábado.

Una salida antológica

En la salida del sprint Martín mantuvo esa primera posición, mientras que Bagnaia se quedaba clavado y veía cómo era engullido por todos los pilotos que salían por detrás. El italiano rodaba 15º en la primera vuelta y dos más tarde se veía obligado a retirarse con problemas en su Ducati. «Ya en la vuelta de formación sentí algo extraño y en la salida la moto me hizo un caballito enorme. Algo estaba mal y decidí retirarme porque era peligroso», explicaba el bicampeón de MotoGP tras un amargo sábado.

Sin Bagnaia en pista, Martín tenía vía libre por delante. Y por detrás, sorprendía Márquez, que desde la quinta fila de parrilla fue sorteando pilotos para situarse en una cuarta posición que parecía impensable solo unos minutos antes. El catalán tenía por delante a Bezzecchi y a Aleix Espargaró, aunque Márquez se había saltado la salida y perdería la posición tras una penalización de doble 'long lap'.

El que no daba ninguna opción era Martín, que con la de Le Mans sumaba 12 victorias en los 24 sprint que se han disputado desde que se estrenase este espectacular formato el año pasado. ¿Y por qué el madrileño gana una de cada dos carreras cortas del sábado? «Porque tenemos esa explosividad que se necesita en el sprint y hoy sabía que si daba mi mejor versión sería muy difícil para el resto seguirme». Y entre ese resto de pilotos del que hablaba el madrileño, destacaba Márquez, que décima a décima se acercaba a Bezzecchi. Cuando ya estaba a tiro de medio segundo, el italiano se fue al suelo, cediendo la segunda posición al de Cervera, y la tercera a un Viñales, que mantenía a raya a la segunda Ducati oficial de Enea Bastianini.

Inesperado podio

El sábado de Le Mans concluía con un inesperado triplete en el podio de MotoGP, especialmente inesperado por la presencia de un Márquez que le daba la vuelta a un fin de semana que había comenzado torcido. «No me imaginaba que sería capaz de estar en esa segunda posición, pero hemos sabido sufrir este fin de semana. Lástima que mañana también saldremos en esa 13ª posición», comentaba el catalán, que destacaba el ritmo que había tenido en el sprint. «La gente se quedará con la salida, que ha sido lo más espectacular, pero yo me quedo con el ritmo que he mostrado a partir de la segunda vuelta».

Aleix Espargaró era capaz de mantener la quinta posición ante un combativo Pedro Acosta, que partía séptimo en parrilla, pero que perdió muchas posiciones en la salida. El murciano volvió a hacer lo que mejor sabe, adelantar, y llegó hasta una sexta posición final muy batallada, después de adelantar a la Ducati de Fabio Di Giannantonio y a la segunda KTM de Jack Miller. El madrileño Raúl Fernández cerró las posiciones de puntos con la novena plaza.

Pole épica de Canet

Que los pilotos están hechos de otra pasta, ya se sabía, y lo volvió a demostrar en Le Mans Arón Canet. Hace dos semanas el valenciano se fracturaba la cabeza del peroné de la pierna izquierda en Jerez y no podía disputar la carrera española. Se presentó en Francia con muletas, tuvo que pasar un reconocimiento médico y este sábado se hizo con la pole de Moto2, después de pasar por la Q1. Canet compartirá primera fila con los dos primeros de la general en la clase intermedia, el americano Joe Roberts y Sergio García.

Y en Moto3, el duelo del año entre David Alonso y Dani Holgado también se trasladó a la batalla por la pole en Le Mans, donde el hispanocolombiano logró ser el mejor por apenas 11 milésimas. Y con el sevillano José Antonio Rueda en tercera posición.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios