El piloto italiano Andrea Dovizioso celebra su triunfo en el Red Bull Ring de Spielberg. / Reuters

GP de Austria | MotoGP

Dovizioso se reivindica en el día del susto de Rossi y Viñales

El mallorquín Joan Mir termina segundo en el Red Bull Ring y logra su primer podio en la categoría reina

BORJA GONZÁLEZ Spielberg

El domingo de MotoGP en el Red Bull Ring dejó muchos temas sobre la mesa, tras una carrera que, como la de Moto2, tuvo dos partes por la irrupción de una bandera roja que obligó a parar la primera tras ocho vueltas y que dejó una segunda a 20. La primera mostró el poderío de la KTM de Pol Espargaró, demoledor en el ritmo de carrera enseñado el sábado, y que desde la quinta posición de la parrilla fue quitándose rivales de encima para tomar la delantera y comenzar a marcar un paso superior al resto. Un paseo que apuntaba a la segunda victoria consecutiva de la moto naranja, la primera en la clase reina del español, pero que quedó interrumpido por un peligrosísimo accidente que, milagrosamente, no tuvo consecuencias más allá de que obligase a detener la carrera.

Johann Zarco, un piloto con un historial serio de incidentes, rebasó antes de la curva 3 a Franco Morbidelli, y decidió ponérsele justo delante y frenar, en un punto al que se llega a 300km/h, tratando de ganar la entrada en ese giro pero provocando que el italiano se estampase contra su Ducati, saliendo los dos pilotos y las dos motos despedidas. Estas volaron, con una fuerte inercia, como dos proyectiles que pasaron a centímetros de Valentino Rossi y de Maverick Viñales, que en esos momentos enfilaban ya la salida de esa curva. Una imagen espeluznante que, por suerte, no dejó secuelas físicas a sus protagonistas.

«Ha sido duro, estoy un poco tocado. Incluso empezar la segunda carrera fue complicado. Estaba junto a Maverick, ralentizando para entrar en la curva 3 y vi llegar una sombra. Pensé que era la sombra de un helicóptero. En cambio llegaron dos balas. Vi bien la Ducati de Zarco. En cambio la moto de Morbidelli ni siquiera la vi. Solo la vi luego en las imágenes. Hoy el santo de los motociclistas hizo un gran trabajo», explicaba Rossi, que consideró como algo no nuevo este tipo de acciones de Zarco. «Es un medio asesino», dijo Morbidelli sobre el francés, elevando el tono.

Punto de inflexión

Los dos protagonistas de este incidente no pudieron formar parte de la segunda parrilla de salida del día, encabezada esta vez por Espargaró. Una segunda carrera muy diferente a la primera.

El piloto de KTM se veía obligado a cambiar la estrategia de neumáticos por no contar con más compuestos medios traseros, algo que eliminó su superioridad y que le hizo ir sufriendo con el paso de las vueltas hasta terminar por los suelos junto a su compañero de marca Miguel Oliveira.

Por delante la pelea se centró entre las Ducati de Jack Miller y de Andrea Dovizioso, y las Suzuki de Alex Rins y Joan Mir. Rins llegó a ponerse por delante de Dovizioso, aunque terminó por los suelos, dejando al italiano solo en la cabeza, mientras que Miller y Rins se disputaban las otras dos plazas de podio.

De nuevo Dovizioso al frente en Austria, justo el día después de que se hiciese público el final de su matrimonio con Ducati a partir del final de 2020, en una jornada en la que terminó siendo la de su reivindicación, con su victoria número 14 con la moto roja. «No, no es una reivindicación. Sabíamos que aquí lo podíamos hacer bien pero teníamos muchas dudas sobre la victoria porque las sensaciones en Brno no fueron buenas, pero hemos conseguido salir bien y hemos encontrado una serie de cosas que nos han ayudado, no solo porque hayamos llegado a Austria y ya está», dijo el italiano.

Este resultado, sumado al octavo del líder Fabio Quartararo, encarama a Dovizioso al segundo puesto de la general, por delante de Viñales, que pagó los problemas con el embrague de su Yamaha.

La pelea por el segundo puesto de la carrera la ganó Joan Mir, que firmó así su primer podio en MotoGP. «Estoy muy contento con la carrera. Ha sido dura luchando con estos pilotos que siempre resulta difícil. En los sectores 1 y 2 van muy fuerte, pero luego nuestra moto es bastante competitiva en los otros y he conseguido un buen podio», afirmaba satisfecho el mallorquín que, como el resto de la parrilla, afrontará una segunda oportunidad en el Red Bull Ring a partir del próximo viernes, en el bautizado como Gran Premio de Estiria.