Raúl Fernández, en lo más alto del podio. / José Sena (Efe)

GP de Portugal

Raúl Fernández gana y confirma el poderío de los novatos españoles

El madrileño refrenda su gran debut en la clase intermedia al firmar su primera victoria en Moto2, con Canet segundo y Gardner, nuevo líder, tercero

BORJA GONZÁLEZ PORTIMAO

Raúl Fernández tenía en mente competir en 2021 en Moto3, para cosechar lo sembrado en 2020, un curso que terminó con dos victorias. Pero l os gestores de su equipo decidieron que debía dar el salto a Moto2. Curiosamente, su puesto iba a ser para Pedro Acosta, la revelación de este inicio de curso. Junto al propio Fernández, que en tres grandes premios con su nueva moto ha sido quinto, tercero y primero.

Esto último en una carrera marcada por los incidentes, empezando por la caída del dominador del curso Sam Lowes, ganador de las dos primeras citas y autor de todas las 'poles'. Al incidente del británico se unieron los de Navarro, Dixon, Bendsneyder, el espectacular de Montella con Manzi con las motos envueltas en llamas, el de Vietti con Bulega, con la horrible imagen del primero empujando al segundo, y el de dos compañeros de equipo, Ogura que se llevó puesto a Chantra.

Todo esto mientras delante se intercambiaban las posiciones por la dificultad de gestionar los neumáticos con el aumento de las temperaturas, con un grupo de pilotos que rodó estirado pero con unos muy cerca de otros.

En ese pelotón se metieron Augusto Fernández, que pudo firmar un buen quinto puesto, Xavi Vierge, séptimo al final, y, sobre todo, Arón Canet y el que terminaría llevándose la victoria. Los dos españoles abortaron primero el intento inicial de fuga de Bezzecchi, después el de Roberts. Y en un punto, se la jugaron entre los dos, con Fernández imponiendo su mejor ritmo, y Canet sufriendo para terminar segundo, con Roberts y Gardner pegados a su rueda. Dos pilotos cuyo duelo ayudó al valenciano a firmar su primer podio en Moto2, por detrás de un hombre que está siendo la sensación de la temporada.