El piloto italiano Francesco Bagnaia celebra la pole conseguida en Alemania. / Ronny Hartmann (AFP)

GP de Alemania

Bagnaia se lleva la pole en el GP de Alemania más rápido

El italiano vuelve a rebajar el récord del circuito de Sachsenring y saldrá por delante de Fabio Quartararo, con Aleix Espargaró cuarto

BORJA GONZÁLEZ Sachsenring

MotoGP aterrizaba a mediados de semana en el circuito de Sachsenring, un escenario sobre el que se cernía la poderosa sombra de Marc Márquez, el gran ausente. En el lugar donde desde 2013 solo un piloto había sido capaz de ganar, mostrando una superioridad insultante, era imposible no analizar las cosas con un pensamiento del tipo 'sí, esto ha pasado aunque, claro, no está Márquez.'.

Para borrar esta sensación a los actuales contendientes de la parrilla no se les ha ocurrido otra cosa que romper los registros del campeón español, que mantenía el récord del trazado desde el entrenamiento oficial de 2019. El que más veces ha ganado, el que más poles atesora, el más rápido a una vuelta sobre una motocicleta. El viernes, Pecco Bagnaia enseñaba sus intenciones, completando dos giros en el segundo entrenamiento libre que mejoraban lo fijado por Márquez. Luca Marini, también con una Ducati, se sumaba a este logro.

Todo se llevó un poquito más lejos ayer. En el tercer libre los ocho primeros rodaban por debajo de aquel tiempo de 2019, los cinco primeros por primera vez en la historia por debajo del minuto y veinte segundos. Liderados, otra vez, por Bagnaia, el mismo que había confesado tras la primera jornada que se había empapado con vídeos de Márquez en Sachsenring para entender qué es lo que hace distinto el de Cervera en el trazado sajón. «Estoy muy contento por cómo ha comenzado el fin de semana», apuntaba ya con la pole en el bolsillo y consciente de que, efectivamente, esto es solo el principio a falta lo determinante, la carrera.

«Desde el FP1 empecé a sentirme muy bien con la moto y todo ya estaba en su sitio. No cambié nada a nivel de setting. Cuando todo te viene así de bien es más fácil centrarte en los neumáticos y en el ritmo de carrera. Hoy tanto el FP4 como la Q2 no han sido fáciles porque hacía mucho calor y el viento molestaba, pero estoy muy contento por la pole, porque este era un circuito que se nos resistió el año pasado», analizaba Bagnaia, que ha firmado tres de las últimas cinco poles, en una línea ascendente que empieza a parecerse a la del final de 2021, cuando lo logró en cinco de los seis últimos grandes premios.

El italiano necesita ahora transformar esto en buenos resultados en carrera, porque pese a la velocidad que demuestra ve a mucha distancia al líder, Fabio Quartararo, que sigue consiguiendo fajarse de tú a tú rodeado como está de tanta moto italiana (Ducati, en un día en que siete de sus ocho prototipos se colaron en la Q2, con la única ausencia de Enea Bastianini, el que más ha ganado este año con el prototipo de Borgo Panigale, y Aprilia, que metió ahí a sus dos motos).

«Ya estamos acostumbrados a ver tantas motos italianas en las primeras tres filas», reconocía el francés, segundo a solo 76 milésimas de Bagnaia, con el único prototipo no transalpino entre los nueve mejores. Quartararo mantiene a 66 puntos en la general al autor de la pole, con Aleix Espargaró como su más inmediato perseguidor, a 22.

Alta exigencia

«Fabio ha mejorado mucho hoy y no será fácil, pero sería interesante recortarle algo de puntos antes del parón veraniego y lo voy a intentar todo, pero repito que no será fácil», aceptaba Espargaró, que saldrá cuarto tras una jornada con alguna complicación más que en la inaugural. El de Granollers ha rebajado un tanto el objetivo previamente confesado de salir a ganar: «Creo que lo tenía un poco más asequible en Barcelona, aquí no estoy lejos en cuanto a velocidad, pero habrá que entender, porque no lo tengo muy claro, no acabo de ver quién tiene mejor ritmo en las últimas diez vueltas. Porque aunque la distancia de carrera en kilómetros siempre sea la misma, treinta vueltas aquí se hacen muy largas porque el neumático trasero por el lado izquierdo está muchísimo rato a mucha temperatura con un 'spin' muy alto, así que esas ocho o diez vueltas finales no serán cuestión de quien será el más rápido. Son las que me hacen tener alguna duda».

Estas dudas se incrementarán con la subida de la temperatura que se espera para una carrera de una exigencia altísima. Los pilotos afrontarán la dura prueba del ratonero circuito de Sachsenring, que conocerá un ganador diferente nueve años después del primer triunfo de siempre presente Marc Márquez.