Imagen de la prueba que acoge la playa de Vargas. / c7

Vargas como epicentro del espectáculo

Arrancó el Gran Canaria Air Battle con 80 riders dispuestos a todo

CANARIAS7 Agüimes

Arranca el Gran Canaria Air Battle, el mayor festival de kitesurf y wing foil de Canarias, que regresa este año a la playa grancanaria de Vargas del 21 al 24 de julio. Este jueves se celebró el acto de presentación de su cuarta edición y las primeras mangas clasificatorias en las clases de Olas y Big Air (saltos altos), la cual «fue siendo todo un éxito» para el consejero de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Francisco Castellano, ya que «hay en torno a 80 riders en esta magnífica playa en el municipio de Agüimes, que han venido de toda España e incluso de otros países de Europa y de Latinoamérica».

En su opinión, esto supone proyección internacional para Gran Canaria como isla europea del deporte, además de traer las pruebas internacionales a la isla para que nuestros deportistas. «Es un escenario abierto al mundo, a cualquier disciplina deportiva, también para que nuestros deportistas canarios puedan medirse con los mejores del mundo», declaró el representante del cabildo insular, institución que patrocina el evento a través de sus áreas de Deporte y Turismo.

El acto de inauguración también contó con la participación del alcalde del Ayuntamiento de Agüimes, Óscar Hernández, para el cual supone una demostración de la consolidación de esta playa por las condiciones que tiene, de la prueba en sí y de la actividad que tiene durante todo el año. «La consolidación de esta prueba nos ha llevado a las instituciones a colaborar para adecuar, por ejemplo, el acceso a la playa, siempre respetando el entorno», afirmó el representante de la corporación municipal.

El evento cuenta con la colaboración del ayuntamiento de Agüimes y de la Real Federación Canaria de Vela, además de patrocinadores privados como Ahembo, con su marca 7UP, cuya responsable de comunicación, relaciones institucionales y patrocinios, Ida Vega, ha estado presente.

Para el organizador, Manuel Martínez, es todo «un orgullo» traer esta cuarta edición a Vargas, desde que comenzó en 2018 «con un grupo de kitesurferos de aquí» hasta celebrar el primer campeonato de Canarias, varios de España y un Mundial.

Algunos de los riders que estuvieron presentes en la rueda de prensa destacaron que el nivel ha subido notablemente cada año. Así lo expresaba el tinerfeño de origen italiano, Jeremy Burlando, actual subcampeón del mundo de kitesurf (Freestyle). Para otro de los favoritos, Lorenzo Casati (afincado en Tenerife), las condiciones del viento son muy buenas, por lo que él y su hermano, Leonardo, intentarán «dar lo mejor de sí». Los hermanos Casati llevan compitiendo desde 2018 en este evento, el cual consideran «el mayor evento de Canarias de kitesurf y wing foil», aunque se han apuntado desde la primera edición porque «siempre me ha gustado el ambiente que hay, la gente está feliz y cada año me da motivación para mejorar», afirmó Lorenzo.

Para los competidores de origen italiano, el kitesurf significa libertad, «porque podemos volar». La presencia femenina también ha aumentado poco a poco cada año, destacando deportistas como la majorera Julia Castro.