Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 22 de junio
Joaquín Blanco y Andrés Barrio, este jueves en el Real Club Náutico de Gran Canaria. Fotos: Cober Servicios Audiovisuales

Sueños olímpicos de Joaquín Blanco y Andrés Barrio

Vela ·

Homenajeados en el Real Club Naútico de Gran Canaria, acuden a París 2024 sin renunciar a nada y convencidos de sus posibilidades

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 11 de abril 2024, 13:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Van a París 2024 y «a por todas». Andrés Barrio y Joaquín Blanco, quienes junto a Tara Pacheco representarán a Canarias en el equipo nacional de vela que competirá en los próximos Juegos Olímpicos, respiran ilusión y ambición a partes iguales en plena cuenta atrás para lucir en el gran escaparate del deporte mundial. El pedigrí que da la sangre isleña y la pertenencia al Real Club Náutico de Gran Canaria, vivero de leyendas y campeones en el mar, les aporta ese diferencial para mirar al desafío con máximas expectativas, pese a que subir a los podios de sus respectivas categorías va a requerir la excelencia. Así lo asumen y en esa dirección han confeccionado el programa de entrenamientos en aguas francesas que iniciarán de inmediato y ya sin descanso hasta entrar en competición.

«La motivación está por todo lo alto para hacer un buen papel. Hay muchas ganas y estoy deseando llegar al campo de regatas de Marsella para iniciar la puesta a punto específica. Todo enfocado a llegar a los Juegos en la mejor disposición posible«, asegura Blanco. Barrio comparte pulsaciones, aunque competir en la clase Nacra 17 hace que ya viva en »una carrera contrarreloj«.

«Con Tara Pacheco me espera un carga altísima de preparación. Son mis primeros Juegos y eso hace que afronte todo con la máxima intensidad«, añade.

Ambos asumen con naturalidad la mención a podios y medallas que siempre es inevitable cuando se habla del reto mayúsculo que aguarda este verano. «Se compite y se sufre mucho más de lo que se disfruta porque, cuando entras a navegar, vas a lo que vas, a hacerlo lo mejor posible. Hablamos de un evento único en el que todos querríamos vivirlo de una manera especial. Pero la competición no te perdona si te dejas ir«, advirte Andrés, opinión que Joaquín, con más experiencia en la materia, respalda de lleno: «Nos gusta superarnos y mejorar, eso es lo que nos gusta. Yo aspiro a quitarme la espinita de Río de Janeiro, entrar en el Top Ten y aspirar al diploma olímpico, pero hay que ser realistas y tener presente lo que va a costar todo».

«La vela grancanaria y gracias a nuestro Real Club Náutico siempre ha estado arriba, tiene una tradición enorme y la queremos aprovechar», añaden al unísono. «Desde que eres un niño te mentalizan, te preparan, te dan unas armas que a lo mejor otros no tienen«, enfatizan.

Rutina espartana

Poder llevar los entrenamientos previos a los Juegos en las mismas aguas mediterráneas en las que se desarrollarán las mangas olímpicas lo valoran como «esencial» para conocer en profundidad las corrientes y condiciones eólicas («las direcciones del viento y lo que afecta a un lado y otro») que se van a encontrar cuando se enfrasquen ya en la lucha por las preseas («el trabajo en el barco no se ve, pero te consume y te obliga a estar pendiente de todos los detalles de manera continua»).

Una media de dos a tres horas diarias en el barco, mar adentro, más gimnasio y estudio del barco y otros aspectos colaterales centrarán sus rutinas diarias. «¿Vernos? Quizás cuando toque ir al fisio podremos coincidir», ironizan, «pero siempre estamos en contacto de una manera u otra y nos apoyaremos en todo lo posible».

Los sueños olímpicos de Blanco y Barrio, que formará equipo con Pacheco, se cimentan desde la posibilidad de rendir en plenitud: «Si hacemos todo lo que podemos, seguro que los resultados serán positivos. Uno siempre sueña con el podio, pero lo primero es dar lo mejor que llevas dentro. Luego, ya se verá lo que puede pasar«.

Pin de oro del RCNGC

El Real Club Náutico de Gran Canaria quiso homenajear a Joaquín Blanco y Andrés Barrio con todos los honores y otórgándoles el pin de oro de la entidad en un acto al que acudieron las primeras autoridades deportivas de Gran Canaria, con el consejero del Cabildo Aridany Romero al frente, acompañado por la concejala capitalina Carla Campoamor, el viceconsejero de Deportes del Gobierno de Canarias, Ángel Sabroso, y el director general de Deportes, José Francisco Pérez. Maica López, presidenta del RCNGC, bromeó con los deportistas antes de imponerles esta distinción: «Ya quedan para siempre vinculados con este club... Así que no se pueden ir a otro sitio».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios