Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de abril
Alcorac Caballero, arropado por toda la familia del Taz Jinámar antes de su pelea estelar. fotos: cober servicios audiovisuales

El sueño mundial de Alcorac Caballero ya vive su cuenta atrás

deportes de contacto ·

El próximo domingo se juega el cinturón planetario de K1 ante el francés Jeremy Antonio en el pabellón Juan Beltrán Sierra

Miércoles, 31 de agosto 2022, 20:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ser campeón del mundo, que se dice pronto. El grancanario Alcorac Caballero persigue el trono planetario de la modalidad K1, en 75 kilogramos, en la velada que se celebrará el próximo domingo en el Juan Beltrán Sierra, con inicio a las 18.00 horas y en la que es cabeza de cartel. Ya se hizo con el podio en Canarias, España y Europa. Le falta el salto de calidad definitivo que disputará ante el aspirante francés Jeremy Antonio.

«Decir que estoy ilusionado es poco porque, la verdad, llevo esperando este momento muchísimo tiempo. Después de ganar el cinturón continental en 2018 quedaba pendiente esta pelea que al fin llega y que tiene el aliciente importante para mí de que será en casa», asegura Alcorac, de 31 años y a tiempo todavía de todo lo que se proponga en el kickboxing, modalidad en la que se ha especializado pese a que la combina con el boxeo.

Será a cinco asaltos de tres minutos y en un duelo que se anuncia de máxima intensidad, desafío para el que se siente «suficientemente preparado» después de salir vencedor, el pasado 9 de julio, del New Kumite Rules, evento también celebrado en Gran Canaria y que le sirvió de «entrenamiento de calidad», como admite.

«Me encontré muy bien y me ayudó, además, con el peso, pues competí en 72,5 kilos y, desde entonces me he mantenido. Mi idea es seguir igual, aunque tenga que considerar las características de un oponente duro», advierte.

Con todo, Alcorac confía en su inercia triunfal y encuentra un motivo capital para verse campeón del mundo: la presencia de su hija Valentina en la grada. «Aunque todavía no sabe muy bien de qué va esto porque es muy pequeña, mi familia la ha traído a todas las peleas y saber que está ahí es algo único para mí. Desde que nació está a mi lado siempre y le quiero brindar este triunfo. Además, seguro que la afición me va a terminar de dar el último empujón que necesito».

Imponerse en esta puja le abriría un escenario de indudable atractivo, pues permitiría su ingreso «en las promotoras más potentes, con la posibilidad de buenos contratos», tal y como avanza. Pese a su hoja de méritos, Alcorac Caballero no es profesional del deporte y, además de exprimirse en el gimnasio, ejerce como subdirector de Quorum Social 77, asociación sin ánimo de lucro especializada en la protección de menores en Canarias, labor en la que se siente realizado.

Agradecido a su entrenador, Ney Montesdeoca, a Pedro Miranda y equipo técnico que le asesora, igual que al Taz Jinámar y círculo íntimo que le apoya, Alcorac no olvida una mención especial al concejal de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero, y al Instituto Municipal de Deportes, que han hecho posible este evento junto al patrocinio de Quorum Social 77, Energy Nutrition, Ohana, Power Control, cafetería Caballo Loco y Monkey Barber Shop.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios