Eliud Kipchoge, en la meta del Maratón de Berlín. / Reuters

Atletismo

Kipchoge, el rey del maratón

El doble campeón olímpico batió el récord del mundo en Berlín con un crono de 2:01:09, rebajando en 30 segundos su anterior plusmarca, lograda también en la capital alemana

Javier Varela
JAVIER VARELA Madrid

Eliud Kipchoge es el mejor maratoniano de la historia. El doble campeón olímpico batió este domingo el récord del mundo de la prueba en Berlín, donde paró el crono en 2:01:09, rebajando en 30 segundos su anterior plusmarca, lograda también en las calles de la capital alemana.

La exhibición de Kipchoge en Berlín fue de tal calibre que aventajó en casi cinco minutos (2:05:58) al segundo clasificado, el etíope Mark Korir. Su compatriota Tadu Abate completó el podio (2:06:28).

El keniano, sin embargo, no pudo bajar de la barrera de las dos horas, su segundo gran objetivo en el recorrido plano del maratón de Berlín. En el maratón de Viena en 2019 logró un récord oficioso de 1:59.41, pero no fue considerado válido, ya que estuvo ayudado por 41 liebres que se daban relevos por grupos con siete corredores alrededor de él, cambiando cada cinco kilómetros.

Desde la salida se pudo comprobar que Eliud Kipchoge iba a por el récord. Con unas condiciones climatológicas perfectas, 11 grados de temperatura y cielo cubierto pero sin lluvia ni viento, el keniano fue firmando parciales de locura y mejorando los que estableció en 2018. Firmó 14:14 a los 5 km (10 segundos más rápido), 28:23 a los 10 km (38 segundos más rápido), 42:33 a los 15 km (1 minuto y 5 segundos más rápido) y 56:45 a los 20 km (1 minuto y 11 segundos más rápido). De hecho, al ecuador de la carrera marcó un 59:51, un minuto y 15 segundos más rápido que en 2018.

15 kilómetros finales agónicos

Kipchoge contó con tres liebres, Moses Koech, Noah Kipkemboi y Philemon Kiplimo, pero solo el último aguantó hasta el kilómetro 25, cuando el keniano se quedó solo ante el reto del récord del mundo. En ese momento, Kipchoge mantenía una ventaja de 66 segundos con respecto a la marca de 2018, pero con el paso de los kilómetros el agotamiento empezó a pasar factura al keniano que vio cómo el margen para batir su plusmarca mundial se iba reduciendo. De hecho, en el kilómetro 30 marcó un crono de 01:25:40, solo un minuto y cinco segundos mejor que hace cuatro años.

Con el reloj como máximo enemigo, el keniano llegó al kilómetro 35 con 'solo' 52 segundos menos que en su anterior marca (01:40.10 por 01:41.02). En la recta final, la ventaja seguía bajando y se plantaba en el kilómetro 35 con 36 segundos de margen (01:54:53) y claros síntomas de estar corriendo al límite.

En unos últimos metros arropado por el público, pudo romper el crono y establecer una nueva plusmarca mundial, la octava vez consecutiva que se bate el récord del mundo en el maratón en Berlín, con un tiempo de 2:01:09.

Con este nuevo récord y la dificultad de bajar de las dos horas en el maratón, como ha dicho en varias ocasiones el propio Kipchoge, buscará nuevos retos como conseguir la victoria en los seis 'majors', de los que no lo ha conseguido en Boston y Nueva York, además de un tercer oro olímpico en París 2024.