Igualdad «sí o sí» en la prueba de surf

«O se equiparan los premios o retiramos el patrocinio», es lo que dijo el Ayuntamiento capitalino a los organizadores del Open Lpa Surf City, el campeonato que quería dar 2.750 euros más a la categoría masculina que a la femenina. Ayer por la tarde el campeonato rectificó e igualó los premios en metálico.

IBÓN S. ROSALES

La web de la Federación Canaria de Surf rectificó ayer por la tarde la cuantía de premios publicada para el campeonato Open Lpa Surf City que se celebra mañana en Las Canteras: «Desde la organización se ha decidido igualar la premiación económica en las modalidades de Open y Femenino. Se repartirán 2.000 euros en cada categoría». La corrección llegó porque el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en la figura del Instituto Municipal de Deportes (IMD), amenazó a los organizadores con retirarles los 15.000 euros de patrocinio que habían acordado. «Tienen dos opciones, o lo hacen -referido a igualar los premios en categoría femenina y masculina- o retiramos el patrocinio. No seré cómplice en absoluto», resolvió Aridany Romero, del IMD.

La explicación que dio en un primer momento la organización del campeonato fue que «las cuantías de la premiación se realizan respetando la proporcionalidad de participación de categorías y la cuota de inscripción, ya que en la categoría Open hay muchas más inscripciones que en la categoría Open Femenina y la cuota de inscripción es más elevada. Esto ocurre en eventos mundiales y europeos». Sergio San Román, director técnico de la competición, explicó que la categoría Open abarca a hombres y mujeres de cualquier edad y que, si bien no suelen inscribirse mujeres en esta categoría no significa que no puedan hacerlo.

Lo cierto es que hasta ayer por la noche había 8 mujeres inscritas frente a 27 hombres. Sin embargo, una autoridad pública como el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no puede permitirse apoyar un evento en el que hay una discriminación sexual en los premios, a pesar de que la proporcionalidad de participantes sea distinta.

Por ello, la propia organización del evento decidió cambiar las cuantías y determinar que las dos categorías, Open y Open Femenino, se premiarán con 2.000 euros cada una y que la motocicleta para el ganador, que se le quería dar al ganador masculino, se le entregará a la persona que logre llegue a la final y realice «la mejor ola».

«Lo que no se entiende es que un hombre tenga que pasar ocho mangas para llegar a la final y optar a algún premio y que las mujeres por pasar una o dos ya tengan premio», expresó una persona en desacuerdo con la medida de igualar los premios.