Mundial de balonmano femenino

España hace los deberes en el segundo tiempo

Las Guerreras desarbolan con su defensa 5:1 a Argentina tras una floja primera parte

VÍCTOR BORDA

La selección española femenina de balonmano estrenó el Mundial que se va a jugar en España con una victoria amplia frente a una Argentina que dio problemas hasta que el cambio defensivo introducido por José Ignacio Prades en la segunda mitad puso las cosas en su sitio. El parcial de 15-3 tras el descanso lo dice todo. Las Guerreras pagaron los nervios del debut en los primeros treinta minutos, donde su adversario estuvo en partido y el marcador se movió en guarismos igualados. Pero el paso por los vestuarios sirvió para dar un viraje que permitió un triunfo holgado. Las veinte pérdidas del combinado sudamericano fueron su cruz y permitieron el contragolpe y un balonmano más rápido que dio sus frutos al equipo nacional.

La selección femenina había recibido horas antes una noticia pésima para el equipo. La lateral izquierda Lara González causaba baja en el equipo nacional por lesión durante toda la cita mundialista. La jugadora se fracturó un dedo de su mano derecha y dejaba coja la primera línea y sobre todo el centro de la defensa de las Guerreras. Pero no quedaba otra que hacer de tripas corazón y reinventarse. Seguro que el equipo entrenado por Prades echará de menos a la alicantina cuando el nivel de los rivales aumente. Tampoco era de la partida Alicia Fernández. La central arrastra unos problemas físicos y no se le quiere forzar de momento.

España saltó a la pista nerviosa y eso lo aprovechó Argentina para evitar que España se pudiese marchar. Además llegaron dos exclusiones, una de Cesáreo y otra Gassama, las dos centrales de la defensa española. Las Guerreras no estaban cómodas, aunque tenían rentas entre uno y dos goles, pero eran incapaz de aumentarlas. El ataque español no estaba acertado. La segunda unidad tampoco trajo mejoras. Las españolas no eran capaces de sacarse los nervios de encima. Parecía pesar el gran ambiente en el pabellón de Torrevieja, aunque Argentina penaba sus pérdidas, que evitaban que igualasen la contienda.

29 España

Silvia Navarro (10 paradas, 1 gol), Jennifer Gutiérrez (1), Martín (3p), Cesáreo, Almudena Rodríguez (2), Cabral Barbosa (5, 2p), Arderius (2) -equipo inicial-, Gassama (3), Castellanos (ps), Ainhoa Hernández (1), Espínola, Campos (5, 1p), Arcos (1), Etxeberria (3), Sole López (1) y Laura Hernández (1).

13 Argentina

Carratú (11 paradas), Urban (3), Pizzo (2p), Mendoza, Gavilán (1), Sans, Karsten (3, 2p) -equipo inicial-, Dalle Crode (1) Casasola (1), Rosalez (1 parada), Cavo (2), García, Campligi, Gandulfo. Cisneros y Mena.

  • Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 6-5, 9-7, 9-8, 11-10 (descanso); 13-12, 15-12, 16-12, 19-12, 26-13 y 29-13.

  • Árbitras: Alpaidze y Berezkina (Rusia). Excluyeron a las españolas Cesáreo (2), Gassama, Cabral Barbosa y las argentinas Gavilán, Gandulfo, Karsten y García.

  • Incidencias: Partido inaugural del Mundial de balonmano femenino celebrado en Torrevieja y perteneciente al Grupo H.

Al descanso se llegó con un ajustado 11-10. Las Guerreras habían dado poca guerra. Fallonas en ataque y algo mejor en defensa, aunque con serios problemas para parar sobre todo a Cavo. Muchas cosas que mejorar en el segundo tiempo para evitar un susto en el estreno de su Mundial ante su público.

Argentina igualó a once tantos nada más reanudarse el choque. Mal estreno para el 5:1 colocado por Prades con Paula Arcos como avanzada. Pero hasta ahí parecía haber llegado el equipo sudamericano. España comenzó a defender y con ello a correr. Apareció Silvia Navarro con intervenciones de mérito que permitieron a las Guerreras irse de cuatro goles (16-12, min. 42). Las argentinas seguían pagando sus pérdidas y España las castigaba. Buenas sensaciones por fin en el lado hispano. El entramado defensivo español ahogaba el juego combinativo rival.

La diferencia fue engordando hasta los ochos goles (20-12, min 51). Las Guerreras habían dejado a las sudamericanas frenadas en doce goles. Eran incapaces de ver portería. La exhibición defensiva del 5:1 de las pupilas de Prades continuó. Argentina no podía superar el muro español. Solo tres goles lograrían en la segunda mitad, donde las Guerreras mostraron su mejor versión, muy superior a la de su rival. Estreno ante su público con una cómoda pero trabajada victoria. Eso sí, sobraron los nervios de los primeros treinta minutos.