Borrar
Davinia Pérez, el martes en el gimnasio de Cruz de Piedra donde se entrena. fotos; cober servicios audiovisuales

«Mi compromiso por derribar barreras entre hombres y mujeres sigue intacto»

boxeo ·

Davinia Pérez, primera boxeadora profesional en Canarias, reaparece tras 4 años de parón el próximo 25 de marzo en La Gallera

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 16 de marzo 2023, 01:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Davinia Pérez (Las Palmas de Gran Canaria, 1990) ha sido pionera en el boxeo femenino en el Archipiélago en todo. En su conversión como profesional, allá por 2016, y, también, en ganar un título oficial, al hacerse con el cinturón del WBC Silver en La Gallera. Una carrera que parecía imparable se interrumpió, por diversas causas, cuatro años atrás. Pandemia, promesas incumplidas de quienes debían tutelar su agenda en el ring... Un tiempo complicado que ya toca a su fin porque el próximo 25 de marzo se producirá el deseado regreso de Davinia y en una velada en la que, como no podía ser menos, es cabeza de cartel. «No encuentro palabras para expresar la felicidad que siento por este momento», desliza pletórica de ilusión.

-Vuelve y dicen que a tope.

-Así es. He tenido que esperar más de la cuenta por diversas circunstancias. Pero lo importante es que todo lo malo ha quedado atrás y voy a vivir el momento que más ansiaba. Volver a pelear, a recuperar sensaciones que son tan importantes para mí... Claro que vuelvo con todas las ganas del mundo y dispuesta a llegar lo más alto posible. Bastante sacrificio que me ha costado para conformarme con menos.

-¿Es posible otra vez esa Davinia Pérez que rompió moldes?

-Debo ir paso a paso, no precipitarme. Soy optimista, soy positiva, pero me enfrento a una situación en la que desconozco de qué manera me irá todo, la realidad de volver a pelear después de tanto tiempo. Porque una cosa es lo que se espera y otra lo que sucede. Quiero ir poco a poco, progresando sin precipitarme. Necesito coger rodaje. Antes de mi parón, de los últimos nueve combates, más de la mitad fueron con títulos en juego. El WBC Silver, el Campeonato de Europa, el Intercontinental, el de España... Una presión terrible, sin margen de error, al todo o nada siempre... Eso, sin duda, me pudo perjudicar porque no tenía tiempo para pararme a analizar, para corregir lo que debía...Ahora vuelvo con esa madurez que te da el paso del tiempo y el de haber tenido experiencias malas pero que te enseñan a superarte.

-Estaba en la cima y, de repente, desapareció del mapa.

-Así fue. Nunca hubiese esperado eso. Se juntaron muchas cosas que tampoco viene al caso recordar. Pero ahora he firmado con una promotora nueva, Premier Boxing Intercanarias, que me ha hecho tener unas expectativas muy bonitas. Eso me motiva muchísimo. De hecho, para mi reaparición me han buscado una rival que es campeona de kickboxing y que no ha parado de competir. Máximo nivel. Es el camino para llegar al sitio que quiero. Y con Jerobe Santana, mi entrenador, el listón siempre es superarse. Mejorar y mejorar cada día. Sin conformarse con lo anterior.

-¿Qué espera del día de su reaparición, ya a poco más de una semana vista?

-Lo primero, que llegue de una vez el día 25, que la espera se hace larga aunque sean pocos días comparado con la etapa tan larga de inactividad de la que vengo. Y, ya hablando de la pelea, ojalá pueda ganar, porque siempre he sido muy ambiciosa y competitiva. Será muy complicado. El resultado es importante, pero lo que tiene más importancia para mí en estos momentos en sentirme como quiero sentirme encima del ring. Si es así, cumpliré con el objetivo a corto plazo que me trazado con toda la gente que cree en mí. Y, por supuesto, ojalá que la afición esté apoyando. Todos los que vamos a pelear ese día necesitamos que la gente se vuelque con nosotros en La Gallera. Es fundamental que todos los eventos que se hacen para favorecer nuestro boxeo y a la gente que empieza tengan el respaldo necesario por parte de instituciones y público. Aquí hay una gran tradición y la mejor manera de respetarla es trabajar en el presente y en el futuro.

-Ahora que hace mención al resto de integrantes del cartel de la velada del día 25 de marzo, ¿qué evaluación hace del estado de la cantera de la tierra?

-Tenemos la suerte de disponer de muchísimos chicos y chicas de gran futuro por el buen trabajo en los gimnasios. Hay boxeo para rato en Canarias con toda la gente que viene desde abajo. Hay que cuidarlos para que puedan alcanzar lo que se propongan porque el talento que tenemos es impresionante. Amí me alegra muchísimo comprobar, cuando trabajo en el gimnasio, la disciplina y voluntad que ponen los jóvenes en aprender y perfeccionar su técnica en el boxeo.

-Usted, que es voz autorizada para hablar del asunto, siempre luchó por eliminar las discriminaciones en el boxeo femenino, ¿cómo ve esa batalla? ¿Hay avances?

-Mitad y mitad. Se han dado pasos importantes, pero seguimos usando casco protector en categoría amateur y, a nivel profesional, los asaltos siguen durando menos, dos minutos, que los de la categoría masculina. Eso repercute en todo y también en la bolsa que nos llevamos. Hay boxeadoras que se han rebelado y han exigido igualdad de condiciones y alguna lo ha logrado. Pero nos queda mucho por hacer en esta dirección. Hay que continuar reivindicando muchas cosas. Por mi parte siempre que pueda ayudar en esta causa, así lo haré. Mi compromiso sigue intacto en algo que considero tan justo y necesario como derribar las barreras que existen entre hombres y mujeres en el boxeo y en el deporte en general.

-Cuando se ajuste los guantes y suene la campana Davinia Pérez se va a acordar de...

-Pues de quienes me han apoyado siempre y animado a volver. Y, por supuesto, de los patrocinadores que no me han abandonado. ¿Puedo mencionarlos a todos?

-Adelante.

-El Rincón de Ohana, Paparazzi, Vinófilos, Audazia, Bnbdays, Idecasa, Suministros Islas Diamond y New Machine.

-Suerte para lo que viene.

-Estoy segura de que en camino hay cosas muy bonitas para mi carrera y todo empieza el 25. Es un reinicio que me tomo con toda la intensidad posible para hacer todo lo que me proponga.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios