Carbonell: «El objetivo es ir a por el oro»

“He pasado de una plata y un bronce en Kazán (2015) a dos platas y me he quedado a un solo punto del oro”, ha explicado Carbonell en una rueda de prensa celebrada en el Club Natación Sabadell, donde ha hecho balance de los resultados cosechados.

EFE / SABADELL

La nadadora española Ona Carbonell, medalla de plata en el Mundial de Budapest en las modalidades de solo libre y solo técnico, ha asegurado que su "objetivo" para el Europeo del próximo año es "ir a por el oro".

"He pasado de una plata y un bronce en Kazán (2015) a dos platas y me he quedado a un solo punto del oro", ha explicado Carbonell en una rueda de prensa celebrada en el Club Natación Sabadell, donde ha hecho balance de los resultados cosechados.

Aunque ha admitido que las nadadoras rusas como Svetlana Kolesnichenko, oro en el solo libre, son "increíbles trabajadoras" y, por lo tanto, es "difícil" vencer a gente "con tanto talento", cree que será "muy bonito" pelear por la primera posición en Glasgow en 2018.

Tras igualar las 20 medallas mundialistas que consiguió Gemma Mengual y conseguir metales en seis Mundiales consecutivos, la nadadora catalana ha afirmado sentirse "orgullosa" y espera "que queden más".

"Tengo 27 años y Gemma compitió hasta los 39. Tengo ganas y el cuerpo y la cabeza me aguantan, por lo que seguiré trabajando para ser mejor deportista y una referente en trabajo, sacrificio y constancia", ha subrayado.

Carbonell ha apuntado a una combinación "entre trabajo e ilusión" como la clave de sus éxitos: "La ilusión es básica, pero la natación sincronizada también es un deporte que requiere de muchas horas de trabajo".

La barcelonesa ha hecho un balance positivo de la natación sincronizada española en el Mundial, especialmente teniendo en cuenta que es un equipo muy joven. "Creo que todos hemos dado el 100% y se ha hecho lo que se ha podido".

Respecto a su compañera en el dúo, Paula Ramírez, ha señalado que está satisfecha con su trabajo y espera que sea la pareja "definitiva" tras seis cambios en los últimos años.

Carbonell se ha referido al cambio de seleccionadora en el equipo de sincronizada, que a partir de ahora llevará la japonesa Mayuko Fujiki en sustitución de Esther Jaumà, cuya marcha ha cogido por sorpresa a la nadadora.

"Fuimos las últimas en saberlo. Hemos pasado muchas horas con ella y ha tenido un papel difícil, por lo que no es fácil ver que su etapa se acaba".

Sin embargo, ha alabado a Fujiki, con quien ya había trabajado previamente y ha destacado que puede aportar "mucho" al combinado español. "Su llegada es buena para todos. Cuanto más podamos aprender de más personas, mejor", ha apuntado.

La ganadora de veinte medallas mundialistas ha presentado la tercera edición de su campus, que se celebra esta semana, y ha asegurado que se encuentra "emocionada", ya que tiene la oportunidad de hacer crecer "la base de la natación sincronizada".